•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sujeto Marvin Isaac Siles Calero, de 27 años, llegó a la casa de su esposa de iniciales D.Ch. R. y lleno de ira e irreflexivamente comenzó a golpearla porque ella no se daba prisa a elaborarle una comida que le había pedido. 

La dama todavía con determinada calma le expresó al encolerizado tipo que no le había frito unos frijoles y unos huevos, porque estaba calmando a su niña que se encontraba inquieta porque no miraba desde hacía varias horas a su progenitor.

Pero no entró en razón y siguió golpeándola, posteriormente, tomó un pedazo de madera que estaba encendido en el fogón para acercarlo a las tablas del inmueble que comenzaron a arder de inmediato. La víctima relató todo lo sucedido a las autoridades policiales estelianas y también agradeció a los líderes campesinos de la zona, quienes tuvieron que caminar un largo trecho para poder encontrar señal de telefonía móvil e informar a las autoridades sobre el episodio de violencia familiar que había ocurrido. La casa era de aproximadamente unos 40 metros cuadrados, más un área para cocina y  un dormitorio. Las paredes eran de madera, al igual que la armazón que sostenía el techo de zinc.

Abandonadas en la noche

El sujeto, una vez que la casa estaba incendiada dejó que su esposa y la niña salieran, pero solo con la ropa y los zapatos que andaban y las dejó abandonadas en un paraje solo a eso de la medianoche del sábado, ya que en la comunidad El Jilguero, jurisdicción del municipio de Condega, las casas están bastante alejadas una de la otra.

El sector de El Jilquero está ubicado a unos 37 kilómetros al noreste de la ciudad de Estelí, desde donde el caso fue atendido por las autoridades porque hay mejores condiciones de camino y está más próximo que al municipio de Condega.

La comisionada Carmen Rocha, jefa de la Comisaría de la Mujer y la Familia, junto a una fuerza operativa se movilizó hasta el sitio y cuando llegaron ya no había qué hacer porque solo había pedazos de zinc y metales retorcidos o convertidos en chatarra.

Las fuerzas policiales de inmediato comenzaron la búsqueda del pirómano, quien estaba tranquilamente refugiado en la casa de su progenitora.

Deberá responder

Ese sujeto deberá de responder por los delitos de daños patrimoniales y lesiones físicas, porque también la dama se encuentra golpeada. Según lo expresado por la misma víctima ante la Policía, Siles Calero le prohibía que se arreglara porque era extremadamente celoso. 

Este lunes “la víctima será valorada también por un equipo multidisciplinario para determinar de forma fehaciente si tiene o no lesiones psicológicas, porque eso es más complicado”, dijo la comisionada Rocha.

Agregó que se quiere evitar que después se diga que las autoridades no cumplieron con los procedimientos legales y científicos. 

“Ese individuo estaba sobrio, porque luego en el proceso podría alegar que  andaba borracho” aclaró. “Le incendió varios quintales de maíz, papas y otros productos de consumo básico, además de sus pertenencias”, añadió la comisionada.

La Comisaría y las otras direcciones de la Policía han establecido coordinaciones con el Ministerio de la Familia a fin de gestionar materiales ante las alcaldías de Condega y Estelí, para que a la afectada se le construya su casa nuevamente, explicó. 

Aunque hay evidencias de violencia intrafamiliar durante dos años de relación, D.Ch.R no denunciaba al hombre por temor a represalias, por lo que en la Policía no aparecen antecedentes contra el sujeto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus