•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Haydée Yesenia Miranda Ramírez tenía tres días de estar tratando con un amigo que conoció por medio de la red social Facebook, cuando él le dijo que llegaría a Nicaragua para conocerla.

El jueves pasado el amigo, de nombre Walter Ernesto Salmerón, de unos 50 años aproximadamente, llegó a la vivienda de Miranda Ramírez, ubicada en el municipio de Dolores, departamento de Carazo, como a eso de las 3:00 de la tarde.

Según vecinos, Salmerón llegó como cualquier amigo de la familia. En la casa, Miranda Ramírez se encontraba en compañía de su hijo, un menor de 17 años.

“Yo estaba en mi cuarto, mi mamá estaba con don Walter sentada en el porche, tomándose unas cervezas y tenían en la mesa unos bocadillos. Escuchaba que estaban platicando normal (en la noche), cuando de repente escuché un ruido, pensé que era una llanta la que había explotado, jamás pensé que fuera un tiro (un balazo). Salí corriendo y dije ‘qué pasó’ y vi que mi mamá estaba boca abajo, tirada en el piso, y vi al señor a los ojos y me apuntó con la pistola", relató ayer el menor.

“Retrocedí y salí corriendo a pedir ayuda, cuando estaba afuera escuché otro disparo y era el señor que se había disparado en la frente", agregó el hijo de Miranda Ramírez.

Consternación

Vecinos del lugar están consternados por el caso. Uno de ellos, quien auxilió al adolescente cuando gritaba en la calle desconsolado y asustado, es Álvaro Mena.

Mena dijo que estaba en su casa cuando de repente escuchó un tiro. “Yo sí supe de inmediato que era un tiro, salí corriendo a asomarme y no vi nada, pero de repente vi al joven salir de la casa y me grito: ‘Álvaro, ayúdame, ese hombre que está allí en la casa mató a mi mamá'; pero yo le dije que solo locura era”.

“De inmediato escuchamos otro disparo y salí corriendo, entré a la casa y vi que la Haydée estaba tirada en el piso y el señor estaba a la par, ya muerto. Corrí a auxiliar a la señora, la montamos en la camioneta blanca del señor (Salmerón) y la trasladé al hospital regional Santiago de Jinotepe, donde falleció, porque aún estaba con vida cuando yo le hablé, pero ella no habló”, agregó.

La Policía Nacional investiga el caso, que califica como bastante complicado, pues solo tienen un teléfono celular, la camioneta de Salmerón y la pistola con la cual se cometió el doble crimen.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus