•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antonio Salgado, de 18 años, alias “Toñito”, implicado en el descuartizamiento en El Salvador del nicaragüense Mariano José Quiroz, murió en un enfrentamiento a balazos con agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), la noche del pasado sábado.
Salgado, a quien las autoridades rastreaban desde hace meses, había matado a machetazos a Quiroz el pasado jueves, en el cantón La Danta, jurisdicción del municipio de Concepción de Batres, departamento de Usulután, El Salvador.

Noticias Menotty, de Usulután, confirmó que de acuerdo con versiones de la PNC “Toñito”, originario del cantón El Paraisal, perteneciente al municipio de Concepción de Batres, era jefe de un grupo de la temible Mara 18 y murió junto con otro pandillero.

Además, en el enfrentamiento resultaron dos mareros heridos y tres capturados.

“Se trataba de la estructura de maras que operaba en la zona este, territorio cañero, donde mutilaron al jornalero nicaragüense que era casado con una salvadoreña”, aseguró Noticias Menotty.

Versiones de prensa de ese municipio indican que “Toñito” tenía a “todo mundo de rodillas”, era el segundo al mando del grupo de 25 mareros y operaba en un radio de 10 kilómetros a la redonda del cantón La Danta.

“Era un tipo muy peligroso, escurridizo, no lo habían podido atrapar, su grupo había descuartizado a unas 20 personas, incluyendo al nicaragüense”, dijo una fuente ligada a la investigación.

Noticias Menotty afirmó que hay escenas de homicidios en un radio de 15 kilómetros y “Toñito” fue aniquilado en un operativo sorpresa, en el cual sobresalieron balazos de fusiles galil, pistolas y armas hechizas.

La PNC investiga el móvil del asesinato de Quiroz, quien tenía 8 años de residir en El Salvador, era aficionado a los gallos y cortador de caña.

La versión oficial indica que los delincuentes mutilaron las extremidades del nicaragüense y lo remataron al lanzarle una piedra sobre su cabeza.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus