•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Oscar Antonio Rueda Duarte, de 45 años, se entregó a la Policía luego de asesinar a su esposa, Enma Marina Castillo García, de 65 años, una enfermera jubilada en Estados Unidos con quien justo el 24 de diciembre iba a cumplir un año de matrimonio.

“¡Cómo es posible que le hagan esto a Enma, una mujer tan buena, que no le hacía mal a nadie! Ella lo mantenía a él y a su hijo y pagarle de esta manera! Esto no se va a quedar así, no sabe con quién se ha metido, exigimos justicia”, dijo entre llanto y gritos Verónica Orozco Castillo, mientras técnicos de Medicina Legal sacaban el cuerpo de su hermana de la vivienda.

Rueda Duarte se entregó y confesó el crimen ante la Policía.

Los hechos ocurrieron aparentemente en la madrugada del miércoles en la casa de la víctima, ubicada en la Zona 6 de Ciudad Sandino, de la parada El Manguito dos cuadras al Norte. Los vecinos no escucharon nada extraño.

“Ella salió en la mañana (el martes) a lavar la acera, pero de ahí no la vimos más. Parece que en la noche estuvo tomándose unas cervezas con el marido, porque siempre acostumbraban poner a todo volumen el equipo de sonido, pero no se escuchó nada de pleito o gritos”, dijo María Antonia Duarte, una vecina.

“Nosotros no sospechamos nada, porque el tipo salió normal a dejar a la escuela al niño de ocho años, que es de él, pero la señora lo criaba porque él no trabajaba y ahora no se sabe de la suerte del pequeño, porque la tutela la tenía don Oscar”, dijo una de las vecinas, quien pidió quedar en el anonimato.

“Lamentablemente estamos ante el fallecimiento de una mujer, presumimos que todo se dio bajo la ingesta del licor, luego vinieron los problemas, ellos tenían un año de convivir y no tienen hijos en común. Todavía estamos con las investigaciones”, dijo a una radio local el comisionado mayor Donald López, jefe del Distrito Diez de Policía.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus