•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinco personas hasta ahora sin identificar raptaron temporalmente a un padre y a su hijo, y luego se dirigieron a la casa de ellos para destruirla parcialmente en búsqueda de dinero y joyas, denunciaron los afectados.

El suceso empezó a las 7:00 a.m. de ayer, cuando Noel de Jesús Jiménez salió de su vivienda, ubicada de la rotonda de Bello Horizonte 3 y media cuadras al sur a bordo de su automóvil para llevar al trabajo a su hijo, Allan Denis Jiménez, de 39 años.

Cuando transitaban cerca de la rotonda de Bello Horizonte fueron interceptados por cinco hombres, incluidos dos vestidos de policías que ubicaron conos en la vía.

Nos detuvimos porque dos elementos estaban vestidos de oficiales".  Allan Denis Jiménez víctima de un secuestro express

El asalto

“Los individuos me dijeron ‘bájate, es un asalto’, dos de ellos me secuestraron durante hora y media preguntándome de manera insistente a quién pertenecía la casa donde vivimos, que si el inmueble era de una mujer, les dije que la vivienda es propia”, expresó Allan Denis Jiménez.

Los delincuentes, añadió Jiménez, lo esposaron y abandonaron junto al vehículo en un lugar ubicado de la Clínica Don Bosco 2 cuadras arriba, adonde llegaron agentes de los distritos 3 y 4 de la Policía, así como miembros de Auxilio Judicial Nacional e Inteligencia con la técnica canina, para reconstruir el hecho.

Mientras el joven era trasladado al sector de la Clínica Don Bosco, a su papá se lo llevaron a la casa y le hacían la misma pregunta sobre a quién pertenecía la propiedad.

Cuando estaban dentro de la vivienda, los falsos policías se quitaron los uniformes.

“No entiendo qué buscaban, el carro es de mi padre, así como las pertenencias y la casa es nuestro patrimonio”, afirmó Jiménez, quien labora para una institución estatal.

El de ayer es el segundo asalto que ocurre en menos de un mes en Bello Horizonte.

Destrucción

La madre de Jiménez, por su parte, aseguró que los delincuentes robaron dos computadoras y destruyeron a punta de mazo dos baños, en busca de dinero y joyas.

“Preguntaron por el nombre de una mujer, les dije que no sé quién es. Tengo 45 años de habitar en esta casa. Ellos se comunicaban por radio con alguien que los dirigía, les trajeron una caja de herramientas. Al final dijeron que se habían equivocado de casa y se marcharon”, indicó la mujer.

Otro caso

Hace tres semanas un grupo de delincuentes se introdujo a la casa contigua a la de la familia Jiménez, donde también robaron varios electrodomésticos y encañonaron a los moradores.

Bello Horizonte, ubicado en el sector nororiental de Managua, es un fuerte centro de comercio y negocios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus