•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades estadounidenses detuvieron a 29 sujetos señalados de prostituir a mujeres mexicanas y centroamericanas, a las que ayudaban a cruzar la frontera entre EE.UU. y México para luego obligarlas a prostituirse en burdeles del sureste del país.

Identificaron a 15 víctimas, entre ellas una joven que se empezó a prostituir cuando era menor de edad, dijo en un comunicado el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

La operación contra la prostitución de mujeres latinoamericanas, bautizada como “Puerto seguro”, permitió arrestar a 29 individuos en 13 ciudades  del país.

La investigación se hizo durante 15 meses, cuando agentes especiales de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), descubrieron a un grupo de personas dedicadas a coordinar el tráfico ilegal de inmigrantes.

Refugio

Las víctimas están recibiendo asistencia médica de emergencia, alimentos y refugio. Durante el proceso penal contra los responsables de la red de prostitución, las mujeres podrán permanecer en EE.UU. y solicitar la visa “T”, destinada a víctimas de trata que colaboran con la Justicia y pueden estar tres años en el país antes de solicitar la “tarjeta verde” de residencia permanente.

La banda coordinaba el paso de mujeres procedentes de México y América Central a través de la frontera sur para entregarlas a burdeles de Alabama, Florida, Georgia, Luisiana, Misisipi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Texas.

“Para los criminales detrás de estas acciones ilegales, las mujeres son solo trozos de carne utilizados para lograr un beneficio, luego las descartan y se las dan al siguiente traficante en línea”, agregó Nick S. Annan, agente del HSI en Atlanta Annan.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus