•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De manera instantánea murió, a consecuencia de trauma craneoencefálico severo y múltiples golpes en distintas partes del cuerpo, Nicolás Antonio Sánchez Obando, de 32, luego de ser atropellado por un cabezal que circulaba a exceso de velocidad de León a Managua (Este a Oeste), en el kilómetro 61 de la carretera Izapa-León.

El accidente se produjo este domingo a las 9:50 a.m. Miembros de la Dirección de Tránsito de la Policía de La Paz Centro retuvieron en el lugar a Juan Arsenio Gill Aquino, de 42 años, conductor del cabezal azul, placa guatemalteca LE715 B.N., quien fue trasladado a las cárceles preventivas de León mientras concluyen las investigaciones del caso. 

“El cobrador se bajó de la unidad procedente de Managua, se cruzó la vía para marcar tarjeta en el reloj en el puesto de control, luego regresó a su unidad pero se regresó nuevamente para cambiar un billete, entró a una unidad de autobús que se encontraba parqueada en el extremo opuesto, ingresó y luego bajó rápidamente e intentó cruzar la vía cuando fue atropellado por el cabezal", dijo Martha Roa, habitante del sector del empalme Izapa-León.

Yo vi el accidente, fue algo horrible que me dejó nerviosa, fue una desgracia que pasó en fracciones de segundo, se escuchó el impacto y luego el frenazo del automotor, lo único que hice fue cerrar los ojos y comenzar a gritar". Martha Roa, testigo de los hechos.

“Yo vi el accidente, fue algo horrible que me dejó nerviosa, fue una desgracia que pasó en fracciones de segundo, se escuchó el impacto y luego el frenazo del automotor, lo único que hice fue cerrar los ojos y comenzar a gritar", dijo Roa, de 45 años.

Según Roa, los cobradores de los autobuses llegan a marcar tarjeta en el reloj en el puesto de control que está ubicado en su casa, "es necesario que las autoridades de transporte instalen un regulador de velocidad en el empalme porque están ocurriendo accidentes muy seguido, porque no hay presencia policial ni reguladores de velocidad”, sostuvo.

Imprudencia

Gabriel Antonio Velásquez, 45 años, otro de los habitantes del lugar, relató que observó los últimos momentos de vida del cobrador, "bajó del autobús rápidamente, cruzó de manera imprudente la vía sin percatarse que venía el cabezal a toda velocidad, que circulaba de Oeste a Este, de León a Managua. El camión impactó contra el cobrador, quien cayó a la vía y fue alcanzado por las llantas traseras del cabezal", comentó.

En cambio, Reynaldo Sánchez, tío paterno de Nicolás, confirmó que su sobrino tenía 16 años de trabajar como cobrador en la ruta de buses ruleteros León-Managua, era originario del reparto Rosendo Daniel Pacheco, de la ciudad de León. Será sepultado este lunes en el cementerio de San Felipe.

Reynaldo, en compañía de familiares del occiso, señaló que el cuerpo de su sobrino fue entregado por las autoridades policiales, quienes levantaron un croquis. “Me siento molesto porque no me dijeron nada, solo me entregaron un acta y me entregaron el cuerpo, espero que investiguen bien lo que ocurrió", dijo.

Según Evangelina Sánchez, de 78 años, otra familiar de Nicolás, expresó que su sobrino era como su hijo, "era muy esforzado y trabajador, se levantaba muy temprano todos los días para estar puntual en la terminal, estamos muy consternados con lo que pasó, porque fue algo inesperado, él tenía muchas ganas de sacar adelante a su familia, dejó en la orfandad a una niña de seis meses y tenía tres años de haberse casado", sostuvo.

Leonardo Rugama, de 43 años, conductor del autobús amarillo con rayas negras, placa LE 322, en donde era cobrador Nicolás, evitó brindar declaraciones.

  • 16 años de trabajar como cobrador, en la ruta de buses ruleteros León-Managua, tenía Nicolás Antonio Sánchez Obando, originario de León
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus