Carol Munguía
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No se sabe cuánto tiempo más esperarán los padres de la niña Keylin de los Ángeles Ortiz para llegar a un arreglo con la familia de Rhanda Shihab, después que esta se presentara a la audiencia inicial por haber dado muerte con su vehículo a Keylin.

Una muchedumbre metió ruido al juicio que inusualmente se llevó a efecto en el auditorio de la Policía Nacional de Chinandega, al presentarse la extranjera para enfrentar los cargos de homicidio imprudente, que se ventila en el Juzgado Primero Local Penal de Chinandega, a cargo de la doctora Claudia Noguera.

“El proceso se suspendió porque la gente estaba haciendo alboroto”, dijo la madre de la menor, de 6 años de edad, quien murió una semana después que fue arrollada por una camioneta particular, presuntamente conducida por Randa Hefzi Muhammad Abu-Shihab, de 33 años de edad.

Posible mediación

Después de esperar cuatro horas, Alberto Ortiz y Everlin Estrada, padres de la niña, salieron al portón principal de la unidad de Policía, anunciando que “el juicio se suspendía hasta nuevo aviso y que hay posibilidades de llegar a una mediación con la familia”. 

La madre, con una actitud muy aliviada, relató que en el largo espacio se presentaron pruebas, se incluyó al padre de la niña como víctima porque no aparecía en el proceso y aseguró que la presunta autora del accidente, todavía quedará bajo resguardo de la Policía, hasta que no se llegue a un arreglo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus