•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital, Alfredo Chamorro, sentenció este martes  a 15 años de prisión a Gladys Alvarado Portillo, de 48 años, quien el pasado 10 agosto mató a su hijo Carlos Alemán Portillo.

Los 15 años de encierro en la cárcel impuestos  a Gladys Alvarado Portillo es la pena mínima que establece el Código Penal para  los declarados  culpables  de parricidio.

El judicial razona la pena mínima para la parricida estableciendo dos atenuantes a favor de ella. La primera es la pena moral que sufrirá toda su vida por haber matado a su hijo y la segunda la falta de antecedentes penales.

En la sentencia condenatoria el titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital establece que Alvarado terminará de cumplir su condena el 12 de agosto del 2030.

A Gladys Alvarado el pasado jueves un tribunal de jurado, integrado por cuatro mujeres y un hombre, la declaró culpable por ese delito luego de deliberar aproximadamente 15 minutos.

Hechos

Gladys Portillo, quien consume licor desde los 13 años, mató a su hijo Carlos Alemán Portillo  la noche del pasado 10 de agosto, cuando ella en estado de  ebriedad  le clavó un cuchillo en el lado izquierdo del tórax.

Como resultado de la herida, hecha con un cuchillo de 34 centímetros, Alemán falleció la madrugada del 11 de agosto en el hospital Alemán Nicaragüense.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus