•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro sujetos componían una banda, dedicada al robo de transformadores en al menos 3 municipios de Chichigalpa, la que fue desarticulada por la Policía Nacional de Chinandega.

Tres meses demoraron las investigaciones del área de inteligencia de la Policía, para detener, documentar y desarticular a una cuadrilla de personas que operaban en los municipios de Chichigalpa, Posoltega y El Realejo, a quienes se les contabiliza 11 robos, en
la zona.

El comisionado Uriel Gutiérrez, jefe de la vocería policial, declaró ayer en conferencia de prensa que tres de los cuatro implicados en los robos serán puestos a la orden del judicial correspondiente, bajo los cargos de crimen organizado.

Los capturados fueron identificados como Eduardo Antonio Sánchez Castro, 23 años, chichigalpino; Armando José Sánchez Castro, 34 años, también de Chichigalpa, y José Felipe Rivera Carrión, de la comunidad El Pellizco, quienes se daban a la tarea de cometer robos con fuerza de los cables eléctricos del Ingenio San Antonio. Los tres elementos tienen antecedentes de robos, están en las cárceles preventivas y uno de ellos está circulado por la Policía.

Con manos en la masa

Gutiérrez dijo que el modo de operar de esta cuadrilla era entre la 1:00 y las 3:00 de la mañana. “Cargaban con herramientas, guantes, desarmadores, llaves, mecates y machetes para cometer los delitos”, tras mencionar que “al momento de la captura llevaban tres sacos llenos de cobre. O sea, que los hallamos con las manos en la masa”, informó Gutiérrez.

Las pérdidas de los robos, denunciados por la empresa agroindustrial San Antonio, ascienden a 533,000 córdobas, pues desaparecieron  9 transformadores, 59 metros de cable protoduro, cuchillas y bobinas de transformadores.

Se logró establecer que el Ingenio San Antonio instaló el sistema de riego para la plantación de cañaverales en diversos puntos de su extensión, el cual fue dañado porque la banda desmantelaba los transformadores y extraían el cobre, para venderlo a las chatarreras.

Es así que se informó que ya dieron con el paradero de las personas que compraban el aluminio y el cobre, identificando a Miguel Méndez Sánchez, Néstor Andrés Salmerón, William José Navarro e Ignacio Aristegui Dávila, todos originarios de Chichigalpa.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus