•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Una joven originaria de Rivas y su hija de 5 años, perecieron trágicamente   la tarde de ayer junto a otro rivense, luego de que el vehículo en que viajaban de San Juan del Sur a Rivas, saliera de la carretera y terminara convertido en una caja de chatarra.

La policía identificó a las víctimas como Jessica Carolina Mongalo, de 28 años, su hija Ileana Carolina Bermúdez de 5 y su amigo  Wilfredo Alcócer de 42, quien habitaba desde hace varios años en Costa Rica.

Los tres  venían de disfrutar del balneario de San Juan del Sur, en un vehículo  Kia, blanco placa costarricense 593960   conducido por Wilfredo, quien a  las dos de la tarde perdió el control del auto motor, 100 metros antes de llegar al kilómetro 130 de la carretera.

Al salir de la vía  el vehículo se pasó llevando un poste de concreto  de kilometraje, luego impactó de frente contra un árbol de madera y se volcó a la orilla de un cerco de alambre.

Según testigos, el accidente ocurrió cuando Wilfredo trató de aventajar a otro vehículo y a una motocicleta  y producto del  impacto con el árbol,  la niña salió catapultada por el vidrio delantero y falleció de manera instantánea.

En tanto el conductor y Jessica  murieron atrapados dentro de la chatarra, y sus restos fueron rescatados por miembros de la Cruz Roja y del Cuerpo de Bomberos.

La joven madre habitaba junto a su hija en el barrio El Palenque de esta ciudad y su amigo también originario de Rivas, la visitaba cuando venía de Costa Rica, donde se dedicaba a la venta de ropa.

OTRO MOTORIZADO

A tres kilómetros de llegar a su casa perdió la vida el motorizado Eddy Antonio Lezama Gómez, quien trató de aventajar a un furgón en la Carretera Vieja a León, pero chocó de frente con el bus placa M2401, que cubre la ruta León-Managua.

La tragedia ocurrió ayer al medio día en el kilómetro 26 de la Carretea Vieja a León, cuando Lezama venía de trabajar como vigilante en las oficinas centrales del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) en Managua y se dirigía a su vivienda.

Roberto José Méndez Sunsín, de 33 años, conducía el pesado automotor y quedó detenido en la delegación policial de Villa El Carmen.

“Veníamos de oeste a este, se bajaron dos estudiantes cerca de la comunidad La Chinampa, el motorizado aventajó a un cabezal y luego impactó contra nosotros”, dijo Edwin Ariel Mejía, cobrador del bus.

“Mi marido era disciplinado en su trabajo, dedicado a su familia y sin vicios, su ausencia dejará un inmenso vacío en nuestros corazones”, sollozó Jamileth Gonzalez, la viuda.

Mayra Karina y NajariLezama Hernández, de 19 y  15 años, hijas mayores de Lezama, lloraban desconsoladas al ver el cuerpo destrozado de su padre.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus