Orlando Barrios
  •   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un ambiente tenso se vivió la tarde de ayer en el Juzgado Especializado en Violencia, de Masaya, cuando José Armando Garay, de 33 años, llegó para escuchar la sentencia por el delito de femicidio en perjuicio de Lilieth del Socorro Sotelo, de 25, quien murió de múltiples machetazos el pasado 6 de noviembre, en el barrio 30 de Mayo, en Tisma.

Y es que al frente del complejo judicial acudieron las distintas organizaciones de mujeres de Masaya, quienes con pancartas en mano exigían justicia, mientras una seguridad policial impedía que tanto familiares de la víctima, feministas y del acusado se enfrentaran.

La juez Socorro López, titular del Juzgado Especializado en Violencia, determinó en su sentencia que Garay deberá purgar una pena de 29 años por el delito de femicidio y 3 años por daños psicológicos en perjuicio de su hija de 8 años, quien presenció la violencia a la que era sometida su progenitora.

“La pena máxima en Nicaragua es de 30 años de prisión y José Armando deberá cumplir esta pena en el sistema penitenciario de Granada y saldrá hasta el 6 de noviembre del 2045”, dijo López en la lectura de sentencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus