•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) redujó a cinco años de prisión la condena para el expolicía Luis Urbina Escobar, quien ultimó al motociclista Marcos Castillo Cajina.

Los magistrados de la CSJ también redujeron la condena de cinco años y seis meses de prisión a dos años y seis meses para el exagente policial Jorge Sánchez Hernández quien se declaró culpable del delito de acción por omisión.

[La historia: Policía persigue y mata a civil]

Sánchez incurrió en el referido ilícito al impedir que terceras personas auxiliaran a Cajina  el 20 octubre del 2012 cuando la víctima se desangraba en el pavimento después de ser baleado por Urbina.

En febrero del 2013 Urbina fue sentenciado a 12 años de prisión por el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital Edgard Altamirano; pero el 2 de junio del 2014 en la Sala Penal II del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) le redujeron la condena a 10 años.

Ahora 17 meses más tarde la Sala Penal de la CSJ le reduce la pena a ambos expolicías que cometieron los ilícitos antes referidos cuando ejerciendo como patrullero persiguieron a Castillo, quien desatendió la señal de alto.

Castillo quien murió desangrado en la entrada al taller de mecánica de la  familia Cajina en el barrio Santa Ana no atendió la señal de alto de los expolizontes porque supuestamente no portaba la licencia de conducir.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus