•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Álvaro José Carvajal Mendoza, de 33 años, fue sorprendido por tercera vez con un cargamento de marihuana, con el que pretendía tener suficiente producto para abastecer a los consumidores, en las fiestas decembrinas. Carvajal tiene antecedentes penales por la misma causa.

El comisionado mayor José Leonel Guerrero, segundo jefe de la Policía de Chinandega, declaró que Carvajal, mejor conocido en otros ambientes como “El Gato”, actuó en complicidad con María de la Concepción Sequeira, de 42 años, ambos originarios del reparto periférico Rodolfo Grios, de Chinandega.

La droga recuperada es la incautación número 40 del último  trimestre, que realiza la Policía Nacional a los expendedores, a quienes día a día se les está arrebatando el estupefaciente, que ya no llega a consumir la juventud chinandegana. Se estima que de los 300 privados de libertad de las cárceles preventivas, cerca de la mitad están detenidos por delitos relacionados con consumo y traslado de droga.

“Son 70 paquetes en forma ovalada, que corresponden a 59 mil 372 gramos de marihuana, es decir, 130 libras aproximadamente, distribuidas en 60 paquetes dobles y 10 sencillos, que viene de Honduras”, dijo. El cargamento estaría valorado en más de cinco millones de córdobas, en el mercado nacional.

Tras almacenadores

El jefe de Policía explicó que “damos golpes a lugares de expendios. No quiere decir que no estamos tras los vendedores ambulantes. Estamos llegando a donde la están almacenando”, aclaró, tras agregar: “Tenemos conocimiento que el cargamento entró a través de puntos ciegos por la frontera norte, en un vehículo rojo, hace tres días”.

La Policía tiene como meta cortar de raíz con el abastecimiento. ”Son cien mil jóvenes, los que dejan de consumir hierba verde”, calculó Guerrero. Este operativo que se realizó en la casa de Concepción Sequeira, ubicada de la primera calle una cuadra al Este y 20 varas al Norte, detectó la droga que estaba oculta en sacos, envueltos en una sábana y guardada en una caja de cartón, en un cuarto de la mencionada vivienda.

Ninguno de los implicados dieron declaraciones sobre el quiebre, pero su expediente pasa al juzgado correspondiente por el delito de tráfico interno de estupefacientes y otras sustancias controladas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus