•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los testigos señalan a Jackson Rony Estrada Rodríguez. Dicen que vieron al joven acuchillar a su propio padre cerca de la tetilla derecha y, al verlo tirado en el piso en un charco de sangre, lo remató.

El hecho ocurrió en la tranquila comunidad El Apante, en Villa El Carmen, Managua, durante la vela de una vecina.

Jackson Rony Estrada Rodríguez, de 21 años, discutía con su hermano J.E.R, de 16.

Cuando el padre de ambos, Santos Leonel Estrada López, notó la tensión, intervino para calmar la situación, pero uno de ellos respondió con el cuchillo.

Estrada López tenía 38 años. El hecho ocurrió a la 11:00 de la noche del martes.

El subcomisionado Álvaro Rivera Dávila, jefe de la estación policial de Villa El Carmen, aseguró que Santos Leonel Estrada López se desvaneció en un charco de sangre, lo que aprovechó el hijo mayor para rematarlo con otro corte en el abdomen.

“Los hermanos iniciaron el pleito a golpes, a patadas. Cuando la discusión subió de tono, Jackson Rony sacó un filoso cuchillo con el que mató a su progenitor, se trata de un parricidio”, aseguró el jefe policial.

Circulado

Rivera Dávila afirmó que la guardia operativa de Auxilio Judicial se presentó al lugar del crimen, pero no encontraron al supuesto parricida, quien huyó amparado en la oscuridad.

“No encontramos el cuchillo, solo una camisa con manchas de sangre del progenitor, la que remitimos al Laboratorio Central de Criminalística para hacer el respectivo peritaje, como parte de las investigaciones”, aseguró el oficial.

Durante más de una hora la técnica canina buscó al sospechoso del parricidio, con resultados negativos.

Rivera Dávila expresó que Jackson Rony Estrada Rodríguez está circulado a nivel nacional y existe coordinación con los distritos de la Policía de Managua y de los departamentos del país para capturarlo.

El cuerpo de Estrada López fue remitido al Instituto de Medicina Legal y la tarde del miércoles era esperado por familiares para velarlo y sepultarlo hoy.

Juan Rivera, dirigente comarcal, se mostró consternado por el parricidio en la comunidad El Apante, que calificó como tranquila.

“Es triste lo que ha ocurrido, una tragedia en una familia. Rogamos a Dios por el alma de nuestro amigo Santos Leonel, su familia está viviendo un profundo dolor”, expresó Rivera.

“Desde la 6:00 de la tarde los hermanos Estrada Rodríguez iniciaron la discusión que acabó con la vida de su padre”.
Subcomisionado Álvaro Rivera Dávila.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus