Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Robo agravado, robo agravado frustrado, portación ilegal de armas y homicidio son los delitos que le imputa el Ministerio Público a los dos sospechosos de haber matado a Silvia Lorena Cruz Medrano, quien fue ultimada de un impacto de bala en el tórax la tarde del pasado  4 de diciembre en Altamira. 

Los acusados por el crimen son Kelvin Alvarado López y José García García, quienes se transportaban en una motocicleta.

En el extenso escrito acusatorio se señala que García fue quien disparó contra la víctima a quemarropa, cuando ella se retiraba de él después de entregarle el teléfono celular que se le cayó a su hija María Fernanda Salazar, quien antes había forcejeado con el maleante, refiere la acusación fiscal.

El proyectil, que le penetró por la parte derecha del tórax a Cruz, en su recorrido le laceró la aurícula derecha del corazón  provocándole  una hemorragia intertoráxica y taponamiento cardíaco, según el dictamen médico legal.

Antes de ultimar a Silvia Lorena Cruz, los maleantes despojaron de una tableta valorada en US$200 a Rigoberto Salazar, según la acusación radicada en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Identificado

Entre las pruebas con las que cuenta la Policía está el testimonio de María Fernanda Salazar Cruz, quien reconoce a García como el sujeto que disparó contra su progenitora en presencia de su familia.

En la escena del crimen la Policía encontró dos casquillos de bala calibre nueve milímetros, que coincide la pistola que portaba García la tarde del fatal atraco.

Los sospechosos del crimen, presos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocidas como “El Chipote”,  quedaron en prisión preventiva hasta el próximo 19 de enero, cuando se celebre la audiencia inicial.

  • 4 de diciembre pasado fue la fecha en que los sujetos cometieron el asesinato.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus