•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nahúm Bravo Tórrez, el chavalo que creció en las polvorientas calles del marginal barrio “Las Torres”, será recordado como el criminal más frío y sanguinario del año 2015 en Nicaragua.

Bravo conmovió a los nicaragüenses el pasado 10 de abril, cuando se descubrió que él fue autor intelectual y material de los crímenes de tres miembros de su familia

Nahúm confesó y narró con frialdad cómo asesinó primeramente a su hermana paterna Lucía Bravo Murillo, después a su padre Santos Bravo Gómez y por último, a su madrastra Rosibel Murillo.

Para la ejecución del triple crimen acontecido en una casa del barrio Los Ángeles cerca del mercado Oriental; Nahúm contó la participación de Jairo José Ugarte (asesino confeso y condenado) además del encubrimiento de su pareja Orquídea Sandoval y su amigo Erick Leonel Largaespada.

Bravo no solo planificó y participó en el triple crimen; sino que “veraneó” sobre la fosa para cambiar aceite de vehículos, donde enterró los cadáveres durante la Semana Santa;  pues sobre ella puso una piscina plástica donde se  bañó, tomó licor y bailó con sus compinches.

¿Qué hace en la cárcel?

Ocho meses después del triple crimen que horrorizó a los nicaragüenses, Nahúm Bravo permanece en una celda de la galería II, planta alta del penal de Tipitapa, aislado del resto de la población penal “por su propia seguridad”, aseguran quienes lo han visitado en el reclusorio.

Pero Nahúm no la está pasando tan mal en la cárcel en comparación a otros reos; pues se le permite mantener un televisor de 20 pulgadas que le llevó su familia, tiene teléfono celular y tiene acceso a Facebook.

Nahúm, quien hace una semana se bautizó en el penal de manos de un pastor evangélico, mantiene en su Facebook como foto de perfil la imagen de una hoguera, la que actualizó hace una semana.

Álvaro García, abogado defensor de Nahúm, confirmó que este se comunica con él vía telefónica y que le ha solicitado pedir a los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que la audiencia de casación se realice a puerta cerrada.

Nahúm no quiere seguir saliendo en los medios de comunicación y que tampoco salga su familia”, asegura García, agregando que por esa razón los parientes de su cliente vendieron la casa que habitaban en el barrio Las Torres con toda y la pulpería que tenían para irse a vivir fuera de Managua.

José Murillo, hermano, tío y cuñado de las tres víctimas, dijo que él y su familia todavía no se recuperan emocionalmente del triple crimen, principalmente por la saña con que fueron asesinadas su hermana Rosibel Murillo y sobrina Leticia Bravo.

  • 68 años y nueve meses fue la sentencia impuesta a Nahúm Bravo Tórrez.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus