Róger Olivas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por intentar meterse a robar a una iglesia evangélica del barrio Milagro de Dios, un sujeto apodado el “Chibolón” fue atacado por los vecinos del lugar a punta de machetazos, resultando con numerosas heridas, algunas de ellas profundas, en piernas, cabeza y brazos.

La pierna derecha del presunto ladrón fue casi amputada de uno de los cinco machetazos propinado por los vecinos y el herido fue trasladado al hospital Manolo Morales.

El joven Erick González, habitante del lugar, relató que se encontraba en la vela de Julio César Lorente Prado cuando varios vecinos de la esquina conocida como la “casa de zinc”, avisaron que el “Chibolón” y otro sujeto pretendían robar las bancas, varios pianos, equipos de sonido y mobiliario en la Iglesia evangélica. 

“Cuando llegué el cuadro era dantesco, el hombre estaba casi desmayado y se quejaba producto de los machetazos recibidos. Varios policías lo llevaron a un hospital y el otro elemento que andaba con él huyó”, dijo el testigo. 

Agregó que una oficial de policía que habita cerca de la Iglesia evangélica realizó varios disparos preventivos al aire para evitar el atraco, pero el “Chibolón” y su compinche no se detuvieron, por lo que casi lo mandan al panteón. 

Inquilino de la Modelo

Pedro Almendarez, otro vecino del Milagro de Dios, expresó que el lesionado habitó durante varios meses en ese lugar y cometió un ilícito que le mereció varios años de prisión en la cárcel Modelo de Tipitapa. 

“Acaba de salir de esa prisión y ya intentó robar en la iglesia, ese “Chibolón” no se compone, es la viva expresión del refrán: gallina que come huevos ni que le quemen el pico”, indicó Almendarez. 

Expresó que vecinos de la casa de zinc creyeron que ese antisocial era uno de los que participó en el homicidio de Julio Lorente Prado a manos de Silvio José Aguilar, alias “Calzoncito” y Maicol Antonio Cubillo López, “La Gata”, la madrugada del 25 de diciembre, por lo que lo cargaron a machetazos. 

“Si no ha llegado la Policía ese hombre hubiese muerto en el lugar. Dicen que ahora el “Chibolón” vive en el barrio 30 de Mayo, vecino al Milagro de Dios, donde hay muchos tamales”, expresó. 

Detectives del Distrito V investigan las lesiones graves y refuerzan la vigilancia en el referido vecindario, debido a los dos casos relevantes ocurridos en los últimos días.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus