•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 27 años pasará “bajo la sombra” el sujeto Omar Pasquier Martínez, sentenciado por asesinar de 26 puñaladas a Carlos Alberto Castillo Herrera, quien era conocido como “El Teto” y  residía en el barrio Ronaldo Aráuz de la ciudad de Estelí.

A Pasquier Martínez la titular de distrito penal de la judicatura de juicio, Elizabeth del Carmen Corea Morales, le aplicó esa sentencia luego de que los miembros de un Tribunal de Jurado lo declaró culpable.

EL CASO

Según la acusación, la madrugada del 26 de abril del año pasado, Pasquier  Martínez asesinó  de 26 puñaladas a Carlos Alberto Castillo Reyes, quien tenía 19 años de edad.

El abogado defensor de Omar Pasquier Martínez, Harold Ramírez, sostuvo que apelará la sentencia porque una prueba se obtuvo de forma ilegal.

Tras el crimen, Pasquier  Martínez tiró el cadáver en un paraje solitario ubicado sobre la carretera que une al municipio de San Juan de Limay con Estelí, por la ruta de El Pino.

A la víctima le amputaron un dedo de la mano izquierda y le dejaron caer una roca en la cabeza.

Pasquier Martínez fue detenido y procesado junto con  Pablo Emilio Montenegro Obregón por el delito de asesinato.

EL OTRO FALLO

Montenegro Obregón, sin embargo, recibió un fallo de no culpabilidad por la juez de distrito penal de juicio en Estelí, doctora Elizabeth Corea.

Corea explicó que en el juicio la parte acusadora no demostró de forma clara y precisa la participación de Montenegro Obregón y los testigos de cargo presentaron contradicciones. En tanto, la juez Corea Morales, al argumentar la decisión de imponer 27 años de prisión a Omar Pasquier Martínez, indicó que se trata de un asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento.

Luego de leer la sentencia, Corea Morales dejó claro que las partes tienen el derecho de apelar en un período de seis días después de realizar la audiencia especial.

VA LA APELACIÓN

Mientras, el abogado Harold Ramírez, defensor de Omar Pasquier Martínez, sostuvo que hará uso del recurso de apelación y solicitará la nulidad de una prueba que, a su criterio, se obtuvo de manera ilegal.

Advirtió que en el juicio y las audiencias anteriores a este dejó sentada su protesta y pidió incluirla en acta.

De acuerdo con Ramírez, ese proceso podría ser declarado nulo porque las protestas quedaron en acta, según dijo.

“Estoy más que consciente de que el veredicto no se puede tocar, por ser aplicado por un tribunal de jurado, pero de la sentencia sí se apela”, aclaró.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus