•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La rápida y efectiva labor de vecinos evitó que una humilde casa ubicada en un barrio de la periferia suroeste de Estelí, se convirtiera en cenizas y que las llamas alcanzaran a los inmuebles contiguos.

De acuerdo a vecinos y Gladys Mariza López, propietaria de la vivienda afectada, un niño de tres años estaba jugando con fósforos cuando se encontraba solo dentro de un dormitorio.

Comenzó el fuego y amenazaba con propagarse hacia el resto del inmueble construido con madera y zinc.

El incendio acabó con los enseres y causó serias afectaciones dentro de la casa.

Estanislao Marín, vecino de López, indicó que al ver el humo que salía de la vivienda, salió para ayudar a su vecina y con baldes llenos de agua logró sofocar el incendio antes que se propagara por toda la casa.

El suceso ocurrió en el barrio Alexis Arguello.