•   Nandaime, Granada  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un incendio en la empresa Agrícola Industrial de Oriente, situada a dos kilómetros del casco urbano de Nandaime, Granada, provocó pérdidas por más de US$30,000, se conoció ayer preliminarmente.

Las llamas destruyeron más de 15 metros cuadrados donde se almacenaba madera para construcción y productos agroindustriales, herramientas de trabajo y maquinaria agrícola.

El fuego, que se originó a la 7:45 p.m. del martes provocó pánico entre la población de la comunidad Santa Elena Loria, ya que amenazaba con destruir sus casas.  

“Eso parecía el mismísimo infierno, las personas no hallábamos qué hacer, porque el fuego se extendía rápidamente debido a los fuertes vientos”, señaló Guadalupe Calero, habitante de la zona.

Según el ingeniero Róger González, administrador de la empresa Agrícola Industrial de Oriente, creen que se trata de una una quema vandálica en el sitio, donde cultivan caña de azúcar.

“La caña tenía una edad aproximada de entre 8 y medio y nueve meses, ese cultivo se cosecha a los 12 meses, o sea que la concentración de azúcar natural las da en ese periodo, al menos que se utilicen otros productos como herbicidas, para inducirla a madurar, para que tengan concentración de azúcar natural”, detalló González.

El administrador de la empresa explicó que ese lote está cerca de la comunidad y hay casas aledañas a la parcela.

“Nuestra preocupación radica en que resultara una persona fallecida por no tener control del fuego, era imposible controlarlo. Por eso nos enfocamos en dar seguridad a las personas, por lo que llamamos a los bomberos de Nandaime, Granada, Jinotepe, Masatepe y Masaya”, agregó González.

El administrador mencionó que las pérdidas económicas por la edad del cultivo anda por los US$27,500, mientras que la madera de eucalipto que se usa para dar mantenimiento a la finca y que se dañó tenía un valor de US$3,000.

“Acá hubo mano criminal, porque la empresa tuvo personal que ya no labora y estamos asumiendo que pueden ser personas que ya no trabajan en la empresa. La Policía ya asignó a un oficial para que investigue el caso”, agregó González.

El incendio inició a las 7:45 p.m. del martes, pero los bomberos lograron controlarlo hasta las 2:30 a.m. de ayer. Los vientos de 35 kilómetros por hora dificultaron el trabajo a los bomberos.

 

Susto en casa por quema de cojines

CARLOS LARIOS

Más de una docena de cojines para asientos de vehículos se quemaron ayer en la mañana en una vivienda ubicada en el barrio Santo Domingo, en Managua, justo detrás del colegio San Ignacio de Loyola.

Gracias a la rápida intervención de los habitantes y vecinos del lugar, el fuego no logró propagarse y causar una tragedia.

Ilse Morales Centeno, de 24 años, habitante de la vivienda explicó que se dedican a tapizar dichos cojines, pero que ayer su papá, Gerardo Morales, de 45, buscó un fan de un vehículo entre algunos asientos que estaban acumulados en el patio.

“Parece que después que buscó, dejó un cojín expuesto a un pedazo de vidrio y creo que el sol lo recalentó y así pudo haber iniciado el incendio”, especuló Morales Centeno.

Miembros de la Dirección General de Bomberos (DGB) se presentaron al lugar y terminaron de apagar
el fuego.

“Aquí no hay que descartar nada, puede ser un cortocircuito, puede ser una llama abierta, puede ser un fogón, estamos trabajando en la investigación con la entrevista que estamos realizando”, dijo el comandante de regimiento Ramón Landero, jefe de la DGB.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus