•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En una celda de máxima seguridad del Sistema Penitenciario de Granada, Julio César López Mercado, de 46 años, alias "Break Dance", quien asesinó a una niña de 8 años, purgará una condena de 30 años de prisión, impuesta por la juez Liliana Rodríguez, la mañana de ayer en el juzgado de Masatepe.

Según la fiscal departamental de Masaya, Vanessa Cordero, la lectura de sentencia contra López Mercado se hizo vía cédula judicial, por razones de seguridad.

“Al hombre se le sentenció a 30 años de prisión por el asesinato de la niña Gladys del Socorro y cinco años por la tentativa de homicidio en perjuicio de la otra niña. Estuvieron ambas partes y la jueza notificó. Las pretensiones del Ministerio Público fueron cumplidas, nos satisfizo el abordaje del caso, porque la Policía trabajó en coordinación directa con nosotros”, detalló Cordero.

La fiscal departamental aseguró que a través de la Unidad de Atención de Víctimas se está brindando seguimiento a la otra niña, además de que se ha coordinado con el área de psiquiatría del Ministerio de Salud de Masaya, para que reciba atención, al igual que a toda la familia, ya que se encuentran muy afectados.

“El condenado estará bajo la supervisión de los especialistas en sistema penitenciario, porque es un hombre sumamente peligroso y no puede estar fuera, ya que representa un atentado para los mismos reos”, indicó Cordero.

El hecho

En la acusación presentada por el Ministerio Público, el diez de enero, en horas de la mañana, López Mercado llegó a la vivienda en donde se encontraba la víctima, quien ayudaba a cortar naranjas a su tío. 

El hombre portaba en la cintura un machete de 63 centímetros de largo por 4.5 centímetros de ancho.

  • Al aproximarse a la menor, le dijo que fuera a comprar una bebida gaseosa, dándole 20 córdobas. 

Cuando la niña caminó unos metros, el condenado la alcanzó y mediante engaño la metió en una casa abandonada, donde forcejeó con ella y le propinó tres machetazos en el área occipital del cráneo, en el codo derecho, otro en el antebrazo derecho, que cegaron la vida de la menor.  

Los machetazos que provocaron la muerte al final de esa tarde, en el hospital Lenín Fonseca, fueron las propinadas en el cráneo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus