•   Posoltega, Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El plan les resultó a pedir de boca. Cinco reos se fugaron de la cárcel preventiva de Posoltega, Chinandega, utilizando una sierra que introdujeron dentro de los paquetes de alimentos que recibió uno de los 13 privados de libertad.

Los reos usaron la sierra para cortar los tres barrotes de la única celda en la que estaban los ahora cinco prófugos.

De esa celda uno de los que escapó es Reynaldo José Estrada González, de 45 años, quien estaba detenido desde el pasado 6 de octubre por el delito de violación.

También huyeron William Alberto Moreno González, de 25 años, acusado el tres de diciembre de robo con intimidación; Tommy Alexander Díaz Narváez, de 30 años, a quien desde el seis de diciembre les hacía compañía por el delito de homicidio en grado de tentativa.

Además escaparon Eduardo Antonio Mendoza Rodríguez, de 22 años, detenido el 21 de diciembre, y Norlan Abraham Martínez Flores, de 19 años, acusado por el mismo delito y con 12 días de haber sido capturado.

RELATOS

Pobladores y vecinos del parque y del edificio de la Policía dieron cuenta de que escucharon ladrar a los perros y oyeron gente corriendo por las calles, con dirección a Quezalguaque, como a eso de las dos de la mañana, pero no fue sino hasta las cinco cuando el personal se enteró de la fuga.

“La cárcel de Posoltega no es segura y hay poco personal policial en esta unidad”, dijo Abraham Téllez, oriundo de Posoltega y vecino de la unidad.

La Policía no emitió ningún comunicado al respecto.

Ninguna de las personas que se fugó ha sido recapturada, pero desde ayer hay un fuerte operativo en las viviendas y sitios donde podrían encontrar a las cinco personas.

La Policía, además, colocó retenes en las carreteras para atrapar a los cinco prófugos.

Hace cerca de dos años, en abril del 2014, se escaparon quince reos de la celda dos de la Policía de Chinandega, aprovechando el deterioro del techo de la infraestructura policial.

Informes de Derechos Humanos, opiniones de líderes evangélicos y católicos estiman que el hacinamiento en las celdas y la falta de custodia son factores que facilitan estos hechos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus