•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ojos de la familia de María del Carmen Salgado estaban aguados. Miraban ayer desconsolados cómo su casa había sido destruida por un incendio en el barrio Altagracia, en Managua.

En la casa de Salgado, las llamas no discriminaron nada.

“Estábamos adentro de la casa mi hijo, mi esposo y mi hermana. Yo estaba ocupada cuando miramos el fuego, nosotros intentamos apagarlo, pero ya era demasiado tarde... el fuego inició en el colchón de la cama que está en mi cuarto”, dijo María Escobar, de 25 años e hija de la dueña de la vivienda.

Salgado dijo que su familia se dedica a vender comida y alquilar sillas para eventos.

Esta familia, pese al difícil momento, declaró tener confianza en Dios en que se repondrán de las pérdidas.
Representantes de los Comités del Poder Ciudadano del barrio se acercaron para mostrarle su solidaridad.

Por su parte, los bomberos lograron sacar con vida a una perrita de raza pitbull, llamada Jacky, que es la mascota de la familia afectada.

María Salgado, no obstante, lamentó tras el incendio que no había logrado ver con vida a unos gatitos. 

NEGOCIO AFECTADO

El fuego, que alarmó a todos los vecinos, también quemó una oficina de la empresa Servicios Técnicos Integrales (STI). En ese lugar, dos trabajadores sufrieron  asfixia cuando intentaban rescatar algunos bienes.

Las dos personas recibieron primeros auxilios de parte de miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos y fueron trasladadas por la Cruz Roja al hospital Antonio Lenín Fonseca.

María Alejandra Delgado, gerente de STI, expresó que en ese negocio se quemaron documentos, escritorios, el cielorraso y computadoras que estaban en la oficina. “Una señora y otro compañero resultaron afectados por el humo; ellos estaban sacando las cosas para que no se quemaran, en el negocio tenemos alarma contraincendios, pero no estamos seguros si sonó o no. Los bomberos vinieron más rápido que nosotros”, indicó Delgado.

El martes, en Masaya, hubo un incendio que destruyó ocho tramos en el mercado La Estación o Santos Bárcenas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus