•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El último acto de Ramiro Ramón Reyes, un hombre de 80 años, fue querer evitar que le robaran en su propia casa, donde vivía solo. En el forcejeo el ladrón le clavó un cuchillo en el cuello hasta matarlo.

El crimen ocurrió el domingo a la 10:15 p.m. en el reparto Rogelio Santana, al este de la ciudad de León.

La Policía identificó a José Cabrera Carvajal, de 29 años, alias "El Fiche", como el principal sospechoso del delito. 

Las investigaciones indican que Cabrera Carvajal habría enterrado el cuchillo a Reyes cuando este pidió auxilio. 

En fuga

Pese a que el ladrón huyó del lugar tras acuchillar al anciano, algunos pobladores pronto lo identificaron como Cabrera Carvajal.

Agentes policiales lo detuvieron horas después a tan solo dos cuadras de la escena del crimen y lo enviaron a las cárceles preventivas.

Los vecinos explicaron que Reyes estaba en el suelo de su casa, sobre un charco de sangre.

La Cruz Roja Nicaragüense trasladó el cadáver a la morgue del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), de León, luego de que oficiales de la Dirección de Criminalística de la Policía levantaran el peritaje en la escena del crimen.

Carmen Escoto García, una de las vecinas y amiga de Reyes, declaró que varios jóvenes que estaban sentados en una acera cerca de la propiedad del octogenario observaron salir al señalado Cabrera Carvajal.

“Iba corriendo y nadie se imaginó que le había hecho daño al señor, que era una persona muy amigable y que con nadie se metía, no merecía que le hicieran esa maldad”, dijo Escoto García.

La mujer pidió a las autoridades de la empresa Disnorte que restablezca la energía en los postes de alumbrado público y a las autoridades policiales que patrullen permanentemente este sector.

La casa de Reyes, que se ubica en en el reparto Rogelio Santana de León, está en una vía árida y poco transitada.

Lo arrollan y lo puyan por reclamar

MUERTE • Tres hombres y una mujer arrollaron y luego hirieron de muerte a Pedro Ramón Torres Madrigal, de 52 años, la noche del domingo en el barrio Eduardo Contreras, del municipio de Ticuantepe.

La hijastra de Torres Madrigal, María José Alvarado, de 19 años, explicó que el hombre cuando regresaba a su casa la noche del domingo, en una bicicleta, resultó  atropellado por los jóvenes, solo conocidos como “Los Chichos”, quienes iban en un vehículo.

"Mi padrastro se levantó y les reclamó a los del carro que por qué lo pasaron golpeando, mi padrastro andaba tomado y ellos (los agresores) andaban más tomados y drogos, entonces se le dejaron ir con un objeto cortopunzante y lo puyaron en el pecho, él cayó aquí frente a la casa”, relató Alvarado. Tras el incidente, el hombre pasó desangrándose 10 minutos y aunque fue trasladado a un hospital, murió en el trayecto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus