•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un hecho inusual, la jueza Segundo Distrito Penal de Juicio de la capital, Adela Cardoza Bravo, rechazó la declaratoria de culpabilidad que hizo frente a ella el reo Javier Porfirio Maradiaga, acusado de múltiples estafas haciéndose pasar por Fidel Moreno, el secretario general de la Alcaldía de Managua. “Pido perdón a Dios, a mi familia y a las víctimas”, dijo entre llanto Maradiaga al reconocer que estafó a dueños y gerentes de seis empresas, a quienes ofreció vía telefónica y correos electrónicos contratos para obras públicas y privadas.

A pesar de que el reo explicó cómo se coludió con Eliseo Hurtado Prado (prófugo de la justicia) para timar a las víctimas y aseguró que aceptaba su responsabilidad penal libre de presiones o halagos, la jueza Cardoza rechazó la declaratoria de culpabilidad del acusado.

Cardoza no aceptó la decisión de Maradiaga, “porque el reo no tiene criterio (de lo que dice) y se refirió a aspectos irrelevantes que no están en la acusación del Ministerio Público.

La confesión

Javier Maradiaga, que también pidió ser trasladado al penal de Chinandega porque su familia es muy pobre y no tiene recursos para visitarlo en la cárcel Modelo de Tipitapa, reveló que Hurtado fue quien le proporcionó los números telefónicos de las personas que estafaron.

Maradiaga también se hacía pasar como Daysi Torres, la alcaldesa de Managua, cuando contactaba a las víctimas a  través de Facebook. Agregó que las personas que retiraban el dinero que las víctimas depositaban en una agencia de remesas en Chinandega recibían su paga.

El reo relató que conoció a Eliseo Hurtado cuando lo contrató para reparar el portón de un bar del cual era propietario en Chinandega, el cual “quebró”.

Hechos

El ardid utilizado por el falso “Fidel Moreno” era comunicarles a las víctimas que habían ganado licitaciones públicas y privadas, pero antes debían depositar entre US$73 y US$139 en una empresa de remesas.

En la primera vista pública declararon nueve testigos, la mayoría de ellos víctimas de la estafa agravada.

Uno a uno los testigos fueron brindando su testimonio ante el tribunal de jurado, integrado por tres varones y dos mujeres.

Los testigos relataron cómo fueron engañados de manera habilidosa por Maradiaga, quien les hizo creer que habían ganado licitaciones públicas y privadas.

Los gerentes y representantes de empresas que fueron víctimas del engaño depositaron entre US$73 y US$139, según el relató dado por ellos.

El juicio contra el falso “Fidel Moreno” continuará el próximo 17 de febrero, a la una de la tarde.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus