•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional investiga el crimen ocurrido en contra de Orlando Alejandro Herdocia Sánchez, de 31 años, un taxista de Managua que fue encontrado tirado en un callejón del barrio Laureles Norte.

El cuerpo de Herdocia fue hallado boca abajo, con un balazo en el abdomen y un golpe en la cabeza por un ciudadano que pasaba por el lugar a eso de las 7:00 de la mañana de ayer.

Según las investigaciones, la víctima habitaba en el barrio 31 Aniversario, de Managua.

El hombre tenía las llaves del taxi en su faja, su billetera con dinero y documentos personales, al igual que su teléfono celular, que un vecino ocupó para comunicarle del deceso a su padre, Leonte Alejandro Herdocia Dávila, de 60 años. 

“Mi hijo era amistoso y trabajador, no se metía con nadie. A las 5:40 de la tarde del jueves hablé con él por última vez cuando le di el taxi para que trabajara y ayudara en la manutención de sus seis hijos. Estoy asombrado, espero que la Policía esclarezca el hecho”, dijo el padre de la víctima. 

Encuentran el taxi

La Policía Nacional encontró el taxi color rojo en una calle del barrio Domitila Lugo, en Managua, el cual fue revisado por peritos de Criminalística y Auxilio Judicial, los que utilizaron la técnica canina para buscar pistas de él o los criminales. 

  • 7:00 de la mañana es la hora en que un ciudadano encontró el cuerpo del taxista.

Un testigo que solicitó el anonimato, por razones de seguridad, dijo que el taxista estacionó el vehículo a las 6:00 de la mañana y que al lugar se acercaron tres automotores y en uno subieron a Herdocia Sánchez, a quien aparentemente ultimaron en el camino y luego lo abandonaron en el lugar mencionado. 

Supuestamente uno de los automóviles pertenece a otro taxista, amigo de Herdocia Sánchez, quien fue baleado la noche del jueves camino a Sabana Grande, en circunstancias aún no esclarecidas. 

Amenazas de muerte

Beatriz Sánchez, madre del taxista asesinado, afirmó que su hijo era honrado y trabajaba por la noche, porque tenía una deuda y ayudaba a sus seis hijos, pero ahora quedaron en la orfandad. 

  • Familiares del ahora difunto afirman que había recibido amenazas de muerte de parte de otro taxista, por una aparente denuncia policial que interpuso contra el otro conductor por cometer asaltos.

Aseguró que su hijo le confió que otro taxista que se mantiene en el mercado de Mayoreo lo había amenazado de muerte. 

“Cualquier cosa que me pase lo responsabilizan a él”, expresó el taxista a su progenitora. 

Heisel Sánchez, esposa del ahora difunto, confirmó las amenazas de muerte que había recibido su marido, originadas porque este acompañó a interponer una denuncia a un amigo por robo contra el otro taxista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus