•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía de Chinandega investiga el crimen contra Isidro Mondragón, de 70 años, un prestamista rural de este departamento. Las autoridades presumen que el móvil del ataque fue el robo.

Mondragón era originario de San Pedro de Potrero Grande, donde llegó hace dos años a habitar en una de las últimas casas de la comarca Sor María Romero, ubicada en el kilómetro 144 de la carretera Chinandega-El Guasaule. 

El hallazgo fue impresionante. El pequeño espacio donde habitaba la víctima estaba removido. En el fondo del cuarto se encontraba el cuerpo sin vida de Mondragón, con cuatro disparos en las piernas y su rostro totalmente explotado por el impacto del arma, que le dejó irreconocible.  

El comisionado mayor Leonel Guerrero, segundo jefe de la Policía del departamento, declaró: “Estamos investigando el caso. Se siguen dos pistas y algunos sospechosos, pero no se puede decir mucho del homicidio”. Lo cierto es que fue asesinado a balazos, posiblemente de escopeta 12, la madrugada del sábado.

No abrió la puerta

Vecinos del sector, sorprendidos por el hallazgo del cuerpo del anciano, dijeron que “acostumbraba a abrir la puerta de su vivienda temprano en la mañana, pero que al no abrir en todo el día, se dio parte al “político de la comarca” para que se cerciorara de su suerte.  

Según información policial, los vecinos declararon que a eso de las 4:30 de la madrugada escucharon dos disparos. 

Mondragón incursionó en el negocio de los préstamos personales para ganarse la vida.  

“Era común que prestara pequeñas cantidades de dinero --hasta 500 como máximo-- a los lugareños, por lo que gozaba de ser apreciado en los alrededores”, dijo Fernando Calero, uno de los habitantes de la zona.

Maribel Acosta, vecina del fallecido, indicó que “don Isidro era apreciado porque solucionaba problemas con los pequeños préstamos y no le conocían mucho de su vida en el norte y si tenía enemistades”. Se trataba del único prestamista de la zona rural.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus