•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un nicaragüense de nombre Milton Álvarez Navas es una de las dos víctimas que el pasado martes fueron asesinadas y quemadas en una vía pública del barrio San Juan de Tres Ríos, Costa Rica.

La Policía de ese país no descartó que en el crimen esté de por medio una pasada de cuentas.

“La hipótesis de que todo se deba a un tema de venganza entre grupos criminales es algo que tenemos muy presente, sin embargo serán las primeras pesquisas las que establezcan esa suposición”, declaró al Diario Extra el jefe de la Policía Judicial de Costa Rica, Walter  Espinoza.

La otra persona que murió se llamaba Johan León Cruz,  un costarricense de 26 años,  quien vivía en un sitio llamado Cristo Rey, en San José, Costa Rica.

Las investigaciones preliminares indican que las dos víctimas formaban parte de un grupo delincuencial dedicado al tráfico de drogas. 

Ese grupo habría  entrado en disputa en meses recientes con una banda rival que quería controlar el negocio de la venta de cocaína y marihuana en el barrio Linda Vista de La Unión, Cartago. Esa pugna ha dejado a siete personas muertas en ambos grupos criminales, señalan las indagaciones.   La Policía Judicial costarricense cree que el nicaragüense Álvarez Navas fue torturado. El cuerpo sin vida de la víctima presentaba  varias  heridas en la cabeza, al parecer producidas por  armas blancas y de fuego.

Tanto Álvarez Navas como el costarricense tenían antecedentes criminales, precisó el director del Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica. Los delitos a los que estaban vinculados son  tráfico de drogas y robo agravado, entre otros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus