•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Apaleados y presos. Así terminaron un vecino bochinchero del barrio Santa Elena y un recolector de basura que se introdujo a una casa en el reparto Loma Verde, en Managua.

Wilton López Mendoza fue garroteado por pobladores del barrio Santa Elena, después de que sin aparentes motivos acuchilló a sus vecinos Pedro Álvarez Martínez y Norlan Márquez Balmaceda.

López primero hirió al menos diez veces a Pedro Álvarez con un cuchillo de 14 centímetros de largo por 1.5 de ancho y después cortó varias veces con la misma arma a Márquez, cuando salió en defensa de Álvarez.

La abogada Cora Salazar, defensora de López, pidió que su cliente sea enviado al médico forense, porque según el acusado sufrió garrotazos y martillazos a manos de los familiares de sus víctimas.

VAPULEADO

A otro que le fue mal es Jonathan Largaespada, quien el pasado 24 de marzo recibió una tremenda tunda cuando huía de una casa en el reparto Loma Verde, en el Distrito II de Managua, llevándose consigo un teléfono celular valorado en 690 dólares (equivalente aproximadamente a C$19,942).

Largaespada asegura tener problemas para respirar a consecuencia de una aparente fractura en una costilla, que sufrió a manos de los familiares de Ingrid Yaring Aguirre Tercero, a quien despojó del aparato telefónico cuando la víctima estaba en su habitación.

Para llegar hasta el cuarto de Aguirre Tercero saltó un muro perimetral de la vivienda esquivando la serpentina o alambrado de seguridad que está en la parte superior de la tapia.

Por las lesiones gravísimas atribuidas a Wilton López y el robo agravado imputado a Largaespada, el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia, Henry Morales, dictó prisión preventiva para los  dos acusados y les programó sus  audiencias iniciales para el próximo 5 de abril.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus