•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Socorristas de la Cruz Roja continuaban ayer buscando en el lago Xolotlán el cuerpo de Rolando Jesús Espino Boniche (14 años), luego de que por la mañana unos pescadores rescataran el cuerpo sin vida de su padre, Rolando Mercedes Espino González, de 38 años.

José León Martínez Boniche, quien acompañaba a los dos pescadores, explicó que padre e hijo desaparecieron desde la tarde del lunes.

“Cuando nos estábamos ahogando, sentí que alguien me empujó, era mi tío, nos íbamos saliendo (del agua) cuando el hijo le gritó: ‘Ideay papá, me vas a dejar aquí’, fue cuando se regresó y ya no salieron ninguno de los dos”, relató Martínez Boniche, de 23 años.

El joven contó a las autoridades del Distrito X de Policía que fueron arrastrados por una corriente por debajo de las olas del lago Xolotlán.

Las tres personas habían entrado a pie a pescar en el sector conocido como La Piedra del Cantón de Guzmán, ubicada a unos 200 metros de la costa, por el sector de la antigua estación del ferrocarril en el municipio de Mateare. “Nosotros andábamos en una panga y cuando vimos al chavalo (Martínez) ya estaba todo morado”, dijo, por su parte, José Cruz, quien de inmediato dio aviso a los familiares.

“Para mí que el muchacho (Rolando, hijo) se enredó con la atarraya y ahí quedó, porque el cuerpo del papa lo rescatamos como a eso de las 8:00 de la mañana (de ayer) a unos 300 metros llegando al cerro El Momotombito”, explicó Pedro Gutiérrez, uno de los pescadores artesanales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus