•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Apuntar con una pistola  a la cabeza de un niño de dos años, que su madre amamantaba, es el método que dos hermanos utilizaron para  robar a los padres del niño un teléfono celular y un paquete de cigarros.

Así lo indica la acusación que por robo agravado presentó la Fiscalía contra los hermanos Byron y Juan Ramón Espinoza Mayorga a  quienes el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano López declaró culpable este miércoles.

La Policía logró la detención de los hermanos Mayorga al día siguiente, al allanar la casa de habitación de estos en Villa Hermosa, Ciudad Sandino, donde encontraron la motocicleta utilizada en el robo.

La Fiscalía pidió siete años de prisión para los asaltantes y la defensa solicitó la pena mínima de cuatro años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus