•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un video muestra a Fernando Humberto Pantoja Arellano, de 51 años, ingresando con dos mujeres en un motel, pero el hombre nunca salió. Los trabajadores del local lo encontraron sin vida la mañana de ayer en una habitación, mientras que sus dos acompañantes habían desaparecido.

La Policía del Distrito I de Policía de Managua indicó que Pantoja Orellana es un nicaragüense con residencia en Estados Unidos y estaba de vacaciones en Nicaragua.

El hombre murió en el hospedaje El Secreto del Amor, ubicado en el barrio capitalino Jonathan González.

Investigación

Hasta ahora la Policía sospecha que Pantoja Orellana pudo ser intoxicado con algún químico que usan algunas sexoservidoras para dormir a sus clientes y robarles.

“Podemos estar ante un caso de homicidio, porque al introducirle algún químico en la bebida que le ocasiona la muerte a la persona, estamos frente a un delito”, dijo una fuente policial ligada a las investigaciones.

Extraoficialmente se supo que la víctima tenía dos celulares de última tecnología con plan pospago desde Estados Unidos, así como un reloj de alto valor.

No se dio información sobre el dinero en efectivo que llevaba el hombre, quien circulaba en un vehículo sedán.

Familiares de la víctima llegaron al hospedaje a identificarlo. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar la causa de muerte.

Búsqueda

Por su parte, la Policía Nacional busca a las dos mujeres que ingresaron con Pantoja al hospedaje, ya que la administración del negocio facilitó los videos de las cámaras de seguridad que captó cuando ingresaron las tres personas y cuando salieron las dos mujeres.

"Hace quince días vinieron (las dos mujeres) con un cliente, igual ellas salieron primero y al verificar si todo estaba bien, encontramos al cliente dormido". Administrador del autohotel El Secreto del Amor.

“Ellos (el cliente y las mujeres) ingresaron a la 1:27 de la madrugada y las mujeres salieron a las 2:26, casi una hora permanecieron adentro. Al ver que no salía el cliente se le fue a golpear y escuchamos que estaba roncando, por lo  que decidimos no despertarlo para evitar que fuera a chocar o accidentarse luego en su carro”, dijo el administrador del negocio, quien omitió su nombre.

Agregó que al parecer las dos mujeres acostumbran utilizar sedantes con sus clientes.

“Hace quince días vinieron (las dos mujeres) con un cliente, igual ellas salieron primero y al verificar si todo estaba bien, encontramos al cliente dormido, le hablamos y parece que no iba bien, porque a las dos cuadras chocó”, manifestó el administrador.

“Para mí que esas mujeres traían las cervezas, porque aquí no solicitaron ese servicio”, continuó.

Mientras la Policía permanecía en el local, los trabajadores tuvieron que decir a varios clientes que llegaban que se había suspendido la atención.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus