•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Daniel Antonio Molina Martínez, de 19 años, confesó haber matado a Lester Antonio Castillo Romero, de 30, porque llegó al lugar equivocado en el momento equivocado, el lunes 28 de marzo en horas de la tarde, en la comarca La Jícara, tres kilómetros al noroeste del municipio de El Sauce, departamento de León.

“No era a él (Lester Antonio) a quien iba a matar sino a su mujer (Neysa Corrales), porque tenía problemas con ella, lo maté porque él llegó en el momento que discutía con ella y para que no se metiera en el pleito decidí matarlo”, admitió Molina Martínez, quien se encuentra retenido en las cárceles preventivas de la Policía de León. 

Molina Martínez señaló que con Corrales tenía muchos problemas. “Me hacía bromas pesadas, además habíamos sostenido varias peleas, había decidido acabar con su vida y luego suicidarme”, relató tras aclarar que no tenía ningún tipo de relación sentimental con ella.

Empleado de la víctima

El comisionado Miguel Carmona, jefe de la Dirección de Investigación de Auxilio Judicial de la Policía de León, afirmó que Molina Martínez laboraba temporalmente en la propiedad de Castillo Romero, quien recibió tres puñaladas; una en el antebrazo, otra en la espalda y una última en el cuello.

“Aprovechó que la víctima (Castillo Romero) se encontraba con dos lesiones profundas, lo agarró de los brazos y le ocasionó un corte en el cuello, murió a consecuencia de shock hemorrágico profundo cuando era trasladado por su victimario (Molina Martínez) hacia el hospitalito de la localidad”, confirmó el comisionado Carmona.

Molina Martínez fue remitido al Ministerio Público y será acusado ante los juzgados por el delito de asesinato y tentativa de homicidio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus