•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cabra Pepe no corrió largo. Tras días de generar alboroto en una escuela de Estelí, donde se comía los cuadernos de los estudiantes e interrumpía las clases, la Policía capturó el pasado lunes al animal y esperan que el dueño llegue a reclamarlo.

Por mucho que cerraran las puertas de las aulas, la cabra  (macho) se las ingeniaba para ingresar a las aulas.

El operativo 

Por tal motivo, los docentes y el equipo de dirección del Colegio Oscar Arnulfo Romero pidieron a la Policía atrapar al animal.

El operativo, aunque poco difícil, incluyó el traslado de una camioneta con varios uniformados a bordo.

Los uniformados amarraron a la cabra con una cuerda de nylon y la anudaron a un tronco de madera, de manera que pueda movilizarse por el área.

El animal todavía no tiene cuernos. Un conocedor de esa especie señaló que la cabra podría tener entre dos y tres años.

El animal, que no lastimó a ningún estudiante, llegaba “en horas de clases a interrumpir a los niños, les ensuciaba los uniformes, les comía los cuadernos”, declaró a la televisión local la jefa de Seguridad Pública de la Policía de Estelí, Helvia Hidalgo.

Por eso “la fuimos a traer, porque los niños tienen que recibir clases a como se debe”, aseveró Hidalgo.

Más de 24 horas después de que se llevaron a la cabra, nadie se ha acercado a la sede policial para reclamarla, ha dicho la Policía.

Casos reincidentes 

Es de señalar que en Estelí el Ministerio de Salud (Minsa) ha prohibido la crianza de cabras y otros animales, e inclusive aves de corral en la zona urbana, aunque en los barrios periféricos las familias suelen tener todo tipo de especies.

  • 3 días cumple hoy Pepe de haber sido atrapado.

Entre 2013 y 2014, también se reportaron tres casos de cabras que en barrios de la periferia noroeste y centro de Estelí golpearon a mujeres e, inclusive, a una le fracturaron la pierna derecha.

Consultada sobre el tema, la comisionada Junieth Margarita Cano Valle declinó brindar declaraciones al respecto.

Una fuente policial, sin embargo,  señaló que Pepe fue trasladado por la Policía, porque estaba perturbando las clases de los niños y ensuciaba el colegio.

Inofensivos

Roberto Centeno, un criador de cabras, sostuvo que estos animales generalmente  no son ofensivos, sino que se destacan por ser cariñosos con las personas, pues son bien sociables.

Aclaró que el pelibuey y otros tipos sí son agresivos, máxime cuando son machos y andan en celo.

En el caso de Pepe, los conocedores dijeron que se trata de un animal inofensivo, que tan solo hizo  travesuras.

Por ahora, Pepe permanece en los predios de la delegación departamental de la Policía de Estelí, donde se dedica a comer hierba y todo material comestible que encuentra a su paso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus