•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • END

Luego estar casi tres días comiendo hierbas en los terrenos donde se ubica la delegación departamental de la Policía de Estelí, fue devuelta la oveja macho llamado “Pepe” que provocó intranquilidad en un centro escolar ubicado en la zona periférica noroeste de esta ciudad, donde hasta los cuadernos de los estudiantes se comía.

“Este miércoles se presentaron a  esta delegación para retirar la oveja; se hizo la entrega con el compromiso que el animalito no debe de volver a llegar al centro de estudio”, señaló la comisionada Elvia Hidalgo, jefa de la Dirección Departamental de Seguridad Pública.

“Quienes lo cuidan señalan que es manso e inofensivo, pero le dejamos explicitado que de persistir la situación será entregado a alguien quien lo cuide debidamente. Durante estuvo en la policía se cumplió con la ley animal y se le brindó la atención adecuada”, agregó.

Te interesa: Cae “Pepe”, la cabra que se comía los cuadernos

El animalito es propiedad de Gerardo Rizo, quien actualmente se encuentra en los Estados Unidos.

Benjamín Meza Estrada administra unos terrenos y una quinta propiedad de Rizo y fue a él a quien le entregaron el animalito.

Meza Estrada confirmó que “Pepe” es inofensivo, pero que muchas veces, si observa a alguna persona que se le aproxima con buenas intenciones, también socializa. “Él presiente cuando alguien tiene malas intenciones e inclusive, si percibe un olor fuerte como el combustible o pinturas de aceite, se retira” dijo.

Manuel  de Jesús Rocha Gámez, quien tiene la tutela del animalito por encargo de su empleador, asegura que el corderito tiene siete meses y que tanto él como Meza le dan un cuido especial y por eso está bien criado y a simple vista parece que fuera mayor.

Al preguntarle las razones por las cuales llegaba al centro escolar, en forma de broma señaló que el corderito aunque sea un animal también tiene su estilo y quizá quería estudiar.

Aseguraron que en barrios como el 18 de mayo, Felipe y Mery Barreda, “Pepe” es popular e inclusive hay varios niños que lo piden prestado para jugar con él.

Añadieron que luego de lo sucedido no lo amarrarán, pero lo pondrán en un espacio cercado con malla metálica.

“Ese animalito solo le hace falta hablar si alguien, lo desprecia o le dice groserías, se defeca en el lugar y no vuelve a llegar”, contó Rocha Gámez.

La Comisionada Elvia Hidalgo y el oficial Francisco Javier Ochoa, quien fue designado para entregar el animal, señalaron sonriendo que “Pepe” se hizo famoso porque unos amigos de España se contactaron con ellos por las redes sociales para comentar lo sucedido. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus