•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque todavía no se tiene identificado al tercer elemento que participó en el reciente asalto nocturno a una familia salvadoreña en la Carretera Panamericana, miembros del servicio de inteligencia de la Policía Nacional persiguen dos pistas importantes.

El segundo jefe de la Policía de Chinandega, comisionado Leonel Guerrero, dijo que se allanaron dos viviendas en el sector de “Las Hamacas” y “Villa Catalina”, en donde se encontraron una docena de “miguelitos”, piezas que se utilizan para ponchar las llantas de los vehículos que circulan en la vía internacional y obliga a los conductores a detenerse y cambiar las llantas dañadas.

“Buscamos a ese tercer elemento y al taller que se presume está colaborando en hacer los 'miguelitos', indicó Guerrero, quien agregó que podría ser cómplice del accionar de esta banda que registra cuatro asaltos importantes en lo que va del año.

El primero de julio del año 2015, una familia del municipio de El Viejo, que se transportaba de Somotillo a Chinandega, fueron rafagueados en la misma zona donde ocurrió el atraco, en el que coincidentemente se utilizaron escopetas y pistolas de calibre corto, armas que se emplearon para intimidar a Elizabeth Jiménez Villalobos y sus dos menores hijos en un atraco.

Toman declaraciones 

La jueza Saskia Carrillo Roque tomó ayer declaraciones a los sujetos Norving Antonio Toval Medina, de 26 años, quien se encuentra recluido en la sala de Cirugía y en condición estable, después de que resultara herido cuando miembros del Ejército de Nicaragua abortaron el asalto.

  • 1 sujeto que participó en el asalto, la noche del sábado en vía Chinandega-Guasaule, resultó herido por miembros del Ejército.

En la vista pública, realizada en el hospital “España”, compareció Jordan Estiven Chavarría, de 19, otro de los participantes del atraco nocturno. 

La Policía prepara el expediente para pasarlo en los próximos días al juzgado correspondiente.

“En la audiencia de anticipo de prueba personal, se tomaron las declaraciones de las víctimas porque no son de nacionalidad nicaragüense y deben regresar a San Miguel, El Salvador”, dijo la judicial.

La jueza añadió que las tres víctimas identificaron a Norvin Medina como la persona que les asaltó y despojó de sus pertenecías el viernes pasado.

La carretera Chinandega-Guasaule ha sido el escenario de numerosos asaltos desde que estuvo destruida a inicios del 2000, lo que era aprovechado por grupos de delincuentes para asaltar furgones con mercancías que circulaban por el sitio a baja velocidad.

Pese a que años después la vía fue reconstruida, los grupos delictivos que operaban en la zona decidieron continuar los asaltos, pero para ello utilizan los “miguelitos” con los que ponchan las llantas de los automotores y asaltan a sus víctimas cuando se detienen para cambiar las llantas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus