•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El espeluznate crimen cometido por Nahum Bravo y sus cómplices, quienes en la Semana Santa del 2015 bailaron y se bañaron sobre la fosa donde enterraron a sus tres víctimas en un barrio de Managua, había tenido un antecedente el 27 de mayo del 2014 en el barrio Cristo del Rosario de la capital, donde siete personas mataron a un hombre  y luego se fueron a festejar.

Ese día, Juan Alexander Wilson y otros seis hombres se citaron en una casa para festejar que habían dado muerte a César Augusto Cruz Solano.

Los pormenores del festejo, con ribetes de  crueldad, salió a luz hasta ayer cuando la Fiscalía acusó a Wilson por homicidio en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Los acusados habrían lapidado a Cruz Solano y luego uno de sus victimarios le disparó dos veces con una pistola artesanal, impactándole en el abdomen y en el cuello.

La jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, dictó prisión preventiva contra Wilson y  programó un juicio para el próximo 19 de mayo.

Tres muertos a tuto

En otro caso, Juan Francisco Reyes, de 19 años, quien ya era procesado por participar en la muerte de un policía y un civil el 3 de octubre del 2015 en el barrio Jorge Dimitrov, ayer fue acusado por la Fiscalía por otro homicidio.

En la ampliación de acusación presentada por el Ministerio Público, se asegura que Reyes junto con Juan Francisco Ampié mató a Jorge Luis Reyes el 4 de julio del 2015.

De acuerdo con el escrito, a Reyes primero lo atacaron a pedradas y al ser derribado le dispararon dos veces.

Por este caso, la titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Managua programó juicio a Juan Francisco Reyes para el próximo 20 de mayo.

Patadas mortales

En tanto, en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, la jueza por ministerio de ley, María Lourdes Corea, dictó prisión preventiva contra Wesley Francisco Sosa por un crimen ocurrido el 22 de noviembre del 2013.

Según la Fiscalía, Sosa estaba molesto porque Francisco Bendaña Cruz no le dio dinero.

Al no recibir el dinero, Sosa decidió golpear con sus puños a Bendaña Cruz, a quien derribó y después le dio cuatro patadas en el abdomen, lo que le ocasionó el desprendimiento de órganos vitales.

Te interesa: 8 mil víctimas de violencia atendidas

Como pruebas de este hecho, la Fiscalía tiene como prueba el relato de dos testigos presenciales.

Sosa enfrentará un juicio el próximo 19 de mayo.

Jóvenes

En estos tres hechos violentos, en los que hay muertes de por medio, los acusados son jóvenes menores de 25 años de edad.

De los tres indiciados por los homicidios, solo Reyes presenta antecedentes penales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus