•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada (Facdo) de Costa Rica solicitó 96 años de cárcel contra el expolicía Giovannie Badilla Badilla, y 54 años de prisión contra el nicaragüense Mauricio Chang Cordero, integrantes de la banda de El Indio.

Los dos están acusados de asociación ilícita, homicidio calificado y tráfico agravado de drogas.

La Fiscalía pidió, además, que se prorrogue la prisión preventiva de ambos, durante 12 meses más, en caso de ser declarados culpables, durante el juicio que quedó suspendido hasta el próximo lunes, cuando la defensa de los imputados presente sus conclusiones.

La organización 

Según la pieza acusatoria, Badilla, un expolicía costarricense, era el que controlaba una subestructura dentro de la organización que se dedicaba a custodiar los alijos de droga y dinero, y dirigía a los sicarios, distribuyéndolos por zonas.

En el caso de Chang, de nacionalidad nicaragüense, era el hombre de confianza de Marco Zamora, alias El Indio, sentenciado a 70 años de cárcel en febrero de 2015.

Chang Cordero se inició en la organización con funciones de transporte de cocaína y dinero, pero a partir de enero de 2012 se radicó en Nicaragua, en la frontera con Costa Rica, para controlar la logística del tráfico de droga desde este país hasta Guatemala.

El juicio 

Ambos empezaron a ser juzgados en la misma vista donde fue condenado Zamora, sin embargo, la muerte del defensor de Badilla y el estado crítico de salud de la madre del abogado de Chang, provocó que ellos fueran separados de la causa principal para que se les juzgara aparte.

En concreto, la Facdo pide para Badilla 96 años de prisión: seis años de prisión por asociación ilícita, 70 años por dos homicidios calificados y 20 años por tráfico agravado de drogas.

En el caso de Chang, 54 años de cárcel: seis por asociación ilícita, 30 años por dos homicidios calificados y 18 años por tráfico agravado de drogas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus