Fátima Tórrez González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ricardo Clemente Fonseca Mayorga, de 24 años, es el hombre que mató con un hacha al vigilante Nicolás Urbina Treminio, de 23, quien estaba dormido al momento del ataque.

La acusación de la Fiscalía, presentada ayer en el Juzgado  Distrito Penal de Tipitapa, indica que Urbina Treminio sufrió la primera herida en el cuello y las otras dos en ambos brazos.

Un juez ordenó prisión preventiva contra Fonseca Mayorga.

“El detenido ingresó a la bodega (del Ministerio de Gobernación) ubicada en el kilómetro 32 de la Carretera Panamericana Norte, tomó el hacha y se la asestó en el cuello a la víctima, cuando este aún dormía”, dijo la fiscal del caso.

De acuerdo con las investigaciones, el crimen se cometió para robar un arma Makarov, calibre 9 milímetros, que tenía la víctima.

La Policía ya recuperó el arma.

Fonseca Mayorga, originario de Telica, León, permanecía en un centro de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos, ubicado cerca de la bodega donde cometió el crimen.

Tras matar a Urbina Treminio, el acusado se trasladó al centro de rehabilitación, donde amenazó a uno de los internos, quien finalmente avisó a las autoridades. Cuando detuvieron a Fonseca Mayorga, tenía en su posesión el arma que estaba circulada por el robo y asesinato a Urbina Treminio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus