•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Víctima y victimario son compatriotas, el primero de 57 años es propietario de dos sodas y el otro era su empleado Moisés Gutiérrez Moncada, pero fue despedido.

Esto pudo ser el motivo para que el nicaragüense secuestrara a su exjefe con la complicidad de dos primos de apellidos Balmaceda Rayo.

El secuestro que duró 27 horas entre martes y miércoles fue en Monterrey de Turrubares, Costa Rica. Así lo reporta el Diario Extra en su página web.

La víctima iba a guardar su carro a un garaje cerca de su casa al momento que fue interceptado por los delincuentes, quienes lo maniataron, le colocaron una capucha y bajo amenaza de muerte lo llevaron a un cuarto frío y oscuro, luego pidieron a sus familiares 278 mil dólares para su liberación, pero en la negociación rebajaron hasta un poco más de 14 mil dólares.

Fuego cruzado 

Al momento de intercambiar al rehén por el botín, los secuestradores se percataron que la Policía estaba presente y abrieron fuego, un oficial fue alcanzado, pero no sufrió heridas porque llevaba chaleco antibalas, Gutiérrez Moncada resultó herido por dos balas, pero está fuera de peligro.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) el exempleado conocía todos los movimientos de su víctima y recursos económicos, y contrató a sus parientes. 

Los detenidos serán acusados por los delitos de tentativa de homicidio y secuestro extorsivo agravado.

En el lugar se decomisó el arma de fuego que portaba ese sujeto, un revólver calibre 32, así como el automóvil en el que se trasladaban, informó la agencia de noticias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus