•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El primero de mayo era para disfrutar en familia. Los grupos de visitantes, originarios de Somoto, Comarca “Mombacho” de Granada y Reparto “12 de Septiembre”, de Chinandega, llegaron huyendo del sofocante calor de la ciudad.

Los bañistas entraron indistintamente. Israel Nicaragua, de 18 años, entró con sus compañeros de trabajo, luego que terminaron temprano la faena en el proyecto de electrificación rural.  Nahara Galméndez y Edwin Pozo decidieron darse un chapuzón mientras llegaba la hora del almuerzo, y Tania Francisca Centeno González disfrutaba del mar, gozo por el que tuvo que viajar más de cinco horas con su familia, desde Somoto.

“Las olas eran fuertes, pero de repente se vino una gran ola y nos cubrió a todos. Busqué cómo salir, pero mis amigos iban más adentro, más adentro, y desaparecieron”, estalló en llanto Carlos Manuel López, compañero de Israel Nicaragua.

El cuerpo de Nicaragua fue el último en ser rescatado, flotaba en el sector del Espigón, cuando una lancha de la Fuerza Naval lo divisó. El equipo ya había localizado en horas de la mañana a Edwin Pozo Martínez, de 22 años, y a Nahara Galméndez, de 14, en los sectores de la Estación Piloto y en el sector del Barco Quemado.

Concepción Pozo, Reportera para Chinandega del Canal 13 y hermana de Edwin Pozo, dio gracias a Dios por tener el cuerpo de su familiar.  Es una tragedia. Son personas jóvenes. Solo deseaban disfrutar del día. Qué horrible lo que estamos viviendo”, musitó.

Te interesa: Rescatan cadáveres de los tres desaparecidos en Pasocaballos

Nahara hoy no asistirá a sus clases en el Instituto “Marco Dessi”, donde cursaba segundo año de secundaria, y Edwin Pozo tampoco se presentará al trabajo en la obra donde era un obrero de la construcción. Los planes de la madre de Nahara eran “llevársela para El Salvador, este año”, para tenerla junto a ella y celebrar, el otro año, sus 15 primaveras.

Los jóvenes eran vecinos. La calle de sus viviendas, ubicadas cerca del Restaurante “El Granadino”, estuvo siempre llena de personas desde que avisaron la tragedia. Los pobladores se organizaron para colaborar con la búsqueda terrestre desde las seis de la tarde del domingo.

Bloques de personas cada cien metros rastreó en la noche y la mañana, dando un aliciente a los familiares que con impotencia miraban al mar, sin percibir ninguna señal de esperanza.

Esa misma vecindad, hace más de 20 años, recibió el cuerpo inerte del jovencito Jairo Pérez, quien murió en las mismas circunstancias que los muchachos, por lo que la solidaridad se extendió hasta enterrarlos ayer, en el cementerio de Chinandega.

Tania Francisca Centeno, embaraza de tres meses de su segundo hijo, fue expulsada por las revoltosas aguas, casi inmediatamente después del suceso, y sin más, fue trasladaba a su pueblo natal, donde también se le dio cristiana sepultura.

También: Una muere y tres desaparecen

Playas de Tola cobran dos vidas

Un turista español y un joven originario de Masaya perecieron ahogados este fin de semana en las playas del pacífico sur, en el municipio de Tola, según confirmaron las autoridades policiales del departamento de Rivas.

La primera tragedia se escenificó en Playa Amarillo, localizada a 13 kilómetros al suroeste del casco urbano de Tola, donde una ola arrastró a aguas profundas al ciudadano español Manuel Pascual Salcedo, de 58 años, quien al final  pereció por sumersión.

El europeo andaba disfrutando de  las bellezas de las playas de Tola en compañía de su coterránea  Mari Martínez Teulate, y  a las 4:40 pm del sábado ingresó al mar. Su cadáver fue remitido por  la Policía  de Rivas  al Instituto de Medicina Legal de Managua.  La segunda víctima fue el joven Noel Enrique García, de 19 años, quien también fue arrastrado  por una corriente cuando se bañaba en una zona de alta peligrosidad  del balneario de Gigante.

El joven era originario de la comarca El Comején, del municipio de Masaya, y había  llegado desde horas tempranas del domingo a dicho balneario como parte de un paseo familiar y pese a que lugareños  le advirtieron que la zona donde quería bañarse era peligrosa hizo caso omiso.

Según la información policial, el joven fue arrastrado por una ola hacia una zona rocosa donde se golpeó la cabeza, y terminó falleciendo por sumersión.

El lamentable incidente se registró a las 9:30 am del domingo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus