•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hasta hace cinco días, Josseling Barberena se dedicaba a vender comida los fines de semana en su vivienda ubicada en el barrio Monseñor Lezcano, una estructura forrada con tablas y piso de tierra que comparte con sus tres pequeños hijos. También sobrevivía de la rifa de productos de belleza.

Nunca imaginó que sacar su picardía frente a la cámara de un canal de televisión que daba cobertura a la noticia de un pleito callejero, la catapultaría a la fama.

Ahora le llaman La Dichosa, el teléfono no le para de sonar y su rostro saltó de los memes en las redes sociales a las páginas de periódicos y a los sets de televisión.

Manos llenas

Además, recibió un cambio de imagen, regalos y al menos cuatro propuestas laborales para ser imagen y modelo de marcas comerciales y protagonizar campañas publicitarias.

“Todavía no sé con quién me voy a ir, estoy viendo cuál es la mejor. Sigo escuchando propuestas”, dice la joven de 23 años cuyo mayor deseo es llegar a tener una casa digna para sus hijos, porque el lugar donde habita no le pertenece.

La Dichosa asegura que está recibiendo asesoría jurídica para registrar su imagen y su famosa frase "Me siento dichosa", “porque mucha gente se está aprovechando de eso para hacer dinero a costillas mías. Hay radios que están usando mi voz como viñeta y no me han pedido permiso”, expuso.

Desde antes que ella pensara en sacarle provecho a su salto a la fama en las redes sociales se ofertaban gorras y camisetas con su rostro y las frases: "Me siento dichosa" y "Soy la manzana de la discordia", que con gran picardía expresó al periodista mientras se cubría con una toalla blanca.

La Dichosa ha aclarado que todo se trató de una broma y que ella se levantó esa noche para auxiliar a un señor que estaba siendo agredido.

Sus familiares y amistades dicen que la joven es popular en el vecindario y siempre ha tenido una personalidad alegre y bullanguera.
 
“Ella siempre nos está dando ánimos a pesar de los problemas y las dificultades. Lo que esperamos es que después de todo esto ella se supere y siga siendo la misma”, comenta su tía Flor Isela Barberena.

Su drama

El boom mediático entorno a La Dichosa, también ha permitido sacar a relucir que la joven no ha vivido una vida tan dichosa.

Ella revela que le hace falta su mamá quien vive en los Estados Unidos, y le ayuda “cada vez que puede”. Hay momentos en los que asegura sentirse sola, sin el apoyo de nadie y eso la hace ser fuerte.

Sus hijos Isella Patricia, Justin de Jesús, y Olman Jhowel de 8, 6, y 2 años respectivamente, son su motor, pero reveló que está teniendo problemas con su expareja de origen panameño, porque quiere llevarse a su hijo al país canalero. También lamenta que los padres de sus otros dos hijos no cumplan su obligación para la manutención de los pequeños.

Josseling Barberena está soltera. Afirma que por el momento no quiere saber nada de hombres. “Quiero concentrarme en trabajar para sacar adelante a mis hijos, lo demás el tiempo lo dirá”, enfatizó.

Sobre las burlas y los comentarios negativos surgidos por su inesperado salto a la fama solo dice: “Para las personas que han hecho y dicho cosas desagradables a raíz de todo esto, sólo les digo que Dios les bendiga. Ya les llegará su vara, la medida”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus