•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un poco más de US$2.6 millones de dólares descubrió la Policía en la parte interior de una cisterna en la que presuntamente se transportaba aceite vegetal desde Honduras hacia Costa Rica.

La Fiscalía en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital presentó una acusación en contra del guatemalteco Oscar Arévalo Pérez, de 42 años, quien conducía la cisterna.

Las sospechas sobre Arévalo comenzaron desde que llegó al puesto fronterizo de El Guasaule, en Chinandega, y se puso nervioso cuando la Policía hizo una inspección de rutina en el vehículo pesado.

Las suspicacias de los agentes antinarcóticos ubicados en la frontera norte aumentaron cuando al inspeccionar la cisterna descubrieron que iba vacía, refiere el escrito acusatorio del Ministerio Público.

Ante el recelo que levantó la actitud del guatemalteco Arévalo y que la cisterna iba vacía, la Policía trasladó el vehículo y al extranjero a la Dirección de Auxilio Judicial en Managua.

Cinco depósitos

La Policía inspeccionó de forma exhaustiva la cisterna, encontrando en los extremos y parte central del techo cinco depósitos artesanales con seis sacos.

En cada saco la Policía encontró ocho paquetes en los que iban repartidos los US$2.62 millones, se explica en el extenso escrito acusatorio del Ministerio Público.

Arévalo estará 13 días en prisión, de acuerdo con la decisión del juez Henry Morales, quien aceptó la acusación y ordenó la tramitación compleja del caso, es decir que se duplican los plazos del proceso, que incluye que el acusado podría esperar hasta un año en prisión a la espera de un fallo.

  • El lavado de dinero es sancionado con una pena  que va de 5 a 7 años de prisión; pero si se establece que está vinculado al narcotráfico se duplica la condena.

Además, el juez también ordenó que los más de US$2.6 millones sean depositados en una cuenta del Banco Central de Nicaragua.

Defensa pasiva

La defensora pública, Tatiana Ugarte, quien asumió la defensa del extranjero, no hizo mayor oposición ante la acusación del Ministerio Público.

Al hacer su intervención ante el juez Morales, Ugarte se limitó a decir que dejaba a criterio del judicial la aceptación o no de la acusación.

En iguales términos se declaró al referise a la imposición de medidas cautelares.

En una breve intervención, la defensora pública, Tatiana Ugarte, pidió que su representado sea remitido al Insituto de Medicina Legal (IML).

Arévalo argumentó que sufre de problemas de hipertensión, lo que podría  poner en riesgo su vida por el encierro en la cárcel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus