•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un joven de 18 años, en estado de ebriedad, asesinó a su abuelo de 88 años, a quien le clavó una lezna a la altura de la ceja derecha.

El comisionado mayor Denis Castro, dijo que el sospechoso, José Alexander Centeno Sánchez de 18 años, se dio a la fuga tras matar a su abuelo, José Rufino Centeno Ocón, de 88 años.

El crimen, que fue tipificado provisionalmente como parricidio, se registró la madrugada de ayer en el barrio Sol de Libertad, ubicado sobre la carretera Matagalpa-Sébaco, del  hotel los Cocos tres cuadras al sur, media al este.

Nelys Velázquez, de 73 años y esposa de la víctima, interpuso una denuncia formal ante la Policía, asegurando que al entrar a la casa, el nieto comenzó a discutir con su abuelo porque este lo regañó.

En la discusión, el joven comenzó a ofender con palabras soeces a su abuelo y lo siguió hasta la cocina, donde lo asesinó.

El relato 

Velázquez indicó que cuando Centeno Sánchez alcanzó a su abuelo en la cocina, sacó una lezna (objeto elaborado con alambre para coser zapatos), de unas ocho pulgadas de largo y la enterró a la altura de la ceja izquierda del anciano, quien de inmediato se desplomó y murió a  los pocos minutos.

El joven se dio a la fuga con rumbo desconocido. La Policía se hizo presente al lugar a eso de las tres de la mañana de ayer para realizar las investigaciones y tratar de poner tras las rejas al parricida, quien contnúa prófuo.

Baleado 

Por otro lado, en estado delicado está Harold Alexander Velázquez Cantarero, de 26 años, quien sufrió un disparo en la columna, con salida en el costado derecho, que le ocasionó ocho perforaciones en los intestinos y otros órganos de la zona hepática.

Velázquez Cantarero sufrió el ataque tras una discusión ocurrida a las 8:00 pm en el puente del barrio Apoyo al Combatiente, de Matagalpa.

La disputa empezó porque Velázquez Cantarero, quien iba en una motocicleta con su hijo menor y su esposa, Muriel Vargas Martínez, de 26 años, y casi choca contra una camioneta conducida por Pedro Arce.

Durante los reclamos, Arce, quien al parecer estaba en estado de ebriedad, sacó una pistola y disparó contra Velázquez Cantarero , quien permanece en el hospital César Amador Molina.

El agresor en un primer momento se dio a la fuga, pero la Policía logró capturarlo poco después en posesión de un arma de fuego.

Arce está a las órdenes del Ministerio Público.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus