•   Managua y Siuna  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los taxis que usaban cadetes que fueron asaltados, por separado, en Managua y en Siuna (Región Autónoma del Caribe Norte), fueron recuperados ayer por la Policía Nacional, cuyos agentes arrestaron a sospechosos de los crímenes, que en Managua incluye el asesinato de Walter Navarro Corrales.

Un día después del hallazgo del cuerpo sin vida del taxista Navarro, quien tenía 28 años, la Policía encontró el vehículo quemado y capturó a tres de los sospechosos, además de que hay otros dos que han sido identificados pero están prófugos.

El taxi estaba en una finca del barrio Los Martínez, en una de las zonas costera del lago de Managua.

LOS ARRESTOS

El comisionado mayor Sergio Gutiérrez, segundo jefe de la Policía en Managua, dijo ayer en conferencia de prensa que a Navarro lo asesinaron para robarle el vehículo.

Los capturados por el robo y  posterior crimen del taxista son: Jesús Alberto Gutiérrez Álvarez, alias “El Chucky”; Ariel de Jesús Rodríguez Busto, apodado “Chumbulún”; y Walter Danilo Estrada, dueño de la finca donde fue encontrado el vehículo quemado.

Por el asesinato de Navarro la Policía circuló a Jorge Ignacio Martínez, de 37 años, apodado “Kojak”; y Luis Antonio Lezama, alias “El Cabrito”, quien de un golpe en la boca le desprendió tres piezas dentales a la víctima, según la investigación policial.

"Encontramos en la finca Las Gemelas, propiedad de un ciudadano conocido únicamente como Garbash, el taxi, que reconoció Rigoberto Urbina". Magdalena Bucardo, Subcomisionada de la Policía.

El taxista Navarro murió como consecuencia de un balazo en la cabeza, confirmó Gutiérrez.

Extraoficialmente se informó que Jorge Ignacio Martínez fue quien hizo el disparo.

Una vez que agentes de la Dirección de Inteligencia dieron con la finca donde los maleantes quemaron el automóvil conducido por Navarro, la Policía detuvo a Estrada, quien es dueño de la propiedad.

Estrada, se conoció de forma extraoficial,  habría  revelado la identidad de los otros detenidos.

Una fuente vinculada a las investigaciones reveló que el “pecado” del taxista era que conocía a los criminales, porque vivían a pocas cuadras de su casa, en Villa  Guadalupe, y cuando él les reclamó porque querían robarle el vehículo para cometer otro atraco, decidieron matarlo.

El crimen en Siuna

INVESTIGACIÓN • La Policía Nacional reportó ayer el hallazgo del taxi que había sido robado en Siuna la tarde del domingo por presuntos pasajeros que resultaron ser delincuentes.

Los ladrones, tras solicitar un viaje, neutralizaron al conductor del taxi, Fausto Francisco Urbina Rivera, de 18 años, y luego se fugaron.

La subcomisionada Magdalena Bucardo, jefa de la secretaría ejecutiva de la delegación departamental de la Policía Nacional del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, detalló que un hombre informó que el vehículo estaba abandonado en la comunidad Las Breñas, jurisdicción del municipio de Rosita.

“Inmediatamente se envió a un equipo operativo al lugar, ubicado en la comunidad conocida como La Potranca, a 20 kilómetros al este del sector urbano de Rosita, vía a Puerto Cabezas, encontrando en la finca Las Gemelas, propiedad de un ciudadano conocido únicamente como Garbash, el vehículo tipo taxi, mismo que fue reconocido por el propietario, Rigoberto Francisco Urbina”, señaló Bucardo.

El automotor fue encontrado con daños en el vidrio lateral izquierdo trasero, en el tablero, le quitaron el reproductor de discos y la canastera.

Urbina Rivera lamentó que los documentos del taxi desaparecieron. “Los papeles me los botaron todititos, me quedé sin nada, sin ningún tipo de documentos”, afirmó.

El joven taxista fue asaltado la tarde del domingo por tres personas, incluidas dos mujeres, quienes le robaron dinero y lo dejaron amarrado cerca del río Floripón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus