•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marianela Flores Maldonado, la mujer a quien le robaron hace dos semanas a su bebé recién nacido, está bajo tratamiento psicológico, declaró ayer a El Nuevo Diario su mamá, Zaida Maldonado.

“Mi hija está mal, ayer (martes) pasó grave la noche, estaba inconsciente, como que no era ella”, dijo ayer Maldonado.

La Policía Nacional todavía no encuentra al menor ni a la mujer que se lo robó del Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua, el 1 de junio.

Flores Maldonado no ha salido del centro asistencial donde dio a luz vía cesárea a su tercer hijo, Betzael Orozco Maldonado, a quien solo pudo tener en brazos durante pocas horas, pero observó un lunar en la rodilla izquierda del menor, seña con la que piensa encontrarlo.

Asistencia 

Maldonado comentó que su hija está recibiendo tratamiento psicológico en el hospital, pero lamentó que las autoridades policiales no le informen sobre el avance de las investigaciones.

La Policía divulgó un retrato hablado de la mujer que robó al niño, pero hasta ahora no han capturado a nadie.

Mi hija está mal, ayer (martes) pasó grave la noche, estaba inconsciente, como que no era ella”. Zaida Maldonado, Madre de la mujer a quien le raptaron a su bebé recién nacido.

En el centro médico, dijo Maldonado, prevalece el temor entre las pacientes, sobre todas en aquellas que tienen a sus bebés en neonato, lugar de donde una mujer vestida de doctora tomó al pequeño Betzael, supuestamente para vacunarlo.

"Mi nuera dio a luz al bebé ayer (el martes) pero lo dejaron en neonato porque ella rompió fuente y el niño no salía y agarró infección", comentó Marlene López, originaria de la Costa Caribe, pero con 40 años de vivir en Managua.

"Ella me ha dicho que esté pendiente de la gente que sale con niños, porque tenemos miedo que nos pase lo de la señora (Marianela Flores Maldonado)", agregó.

El ambiente es tensionante en el área de obstetricia, porque la mayoría de las embarazadas sienten el mismo temor.

"Yo no sé cómo fue que esa mujer (la falsa doctora) pudo pasar por ese portón, si la vez que vine a sacar a mi nuera, solo porque le pusieron el nombre mal, nos regresaron y ya ves, la mujer salió tranquila. Y nadie (pudo) verla, eso está raro", comentó por su parte Bernarda Montoya, quien ahora acompaña a su hermana diabética.

La familia Orozco Maldonado trata de  continuar con su rutina, sin perder la esperanza de que el bebé sea rescatado.

"Los niños (hermanos mayores de Betzael) ya van a clases, recién el hecho no los mandábamos porque estábamos concentrados en el robo, pero ahora tratamos de continuar manteniendo la fe en Dios de que lo vamos a encontrar", agregó Zaida Maldonado.

No hay prueba de ADN en Honduras

DECLARACIÓN. La Familia Orozco Maldonado, a quien le robaron un bebé recién nacido hace dos semanas, mantiene la esperanza de que su hijo sea el que apareció en una casa abandonada en Honduras, pero las autoridades todavía no le practican el ADN, según informó ayer al canal 100% Noticias la embajadora de ese país en Nicaragua, Diana Valladares.

“La prueba de ADN no se le ha hecho al bebé. Fue trasladado a una casa hogar, por su edad, está siendo atendido y se espera que la Fiscalía se traslade para hacerle la prueba”, dijo Valladares.

“Al menor se le puso el nombre de Isaías, que significa rescatado, pero es únicamente para identificarlo y llevar un control médico y saber quién es el bebé, cuando aparezcan los padres, ellos podrán cambiarlo”, agregó la funcionaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus