Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fiscalía se enfocará en dos testigos para sostener su acusación contra los tres implicados en la muerte del taxista Walter Navarro Corrales, ocurrida el 6 de junio pasado.

Uno de los testigos es el mecánico que ayudó a desmantelar el taxi que conducía Navarro Corrales.

El otro es un vecino que vio y saludó a José Ignacio Martínez, alias “Kojak”, uno de los implicados en el crimen, cuando  viajaba como copiloto en el taxi.

Los dos testigos antes referidos encabezan un listado de 10 personas que presentará el Ministerio Público en el juicio programado para el próximo 2 de agosto.

La Fiscalía también cuenta con nueve pruebas periciales, incluidas  la autopsia que indica que Navarro Corrales falleció a consecuencia de un impacto de bala en la cabeza.

EL CRIMEN

El vehículo que conducía Navarro Corrales fue encontrado  por la Policía Nacional la mañana del 7 de junio en una finca cerca del lago de Managua, en el barrio Los Martínez.

El taxi estaba entre  la maleza e incinerado.

Alias “Kojak” es señalado como autor directo del crimen, por, supuestamente, haber disparado a Navarro. Extraoficialmente se dice que tenía viejas rencillas personales con la víctima.

Además de "Kojak", son enjuiciados Walter Danilo Estrada Díaz, dueño de la finca donde quemaron el vehículo, y Ángel Bermúdez Busto, quien participó del robo del automotor.

PRISIÓN

Mientras llega la fecha del juicio, los tres acusados permanecerán en prisión preventiva en el cárcel Modelo de Tipitapa, de acuerdo con la decisión de la jueza Distrito Penal de Audiencia de Ciudad Sandino, Karen López.

Por el robo agravado del taxi que conducía Navarro Corrales existe orden de captura contra José Alberto Álvarez y Luis Alberto Martínez.

ALEGATOS DE LA DEFENSA

Mientras, los abogados defensores se opusieron a que la causa fuese remitida a juicio, alegando que las pruebas ofrecidas por la Fiscalía son insuficientes.

Agregaron que, a su criterio, las pruebas no incriminan a sus clientes.

Además, uno de los abogados defensores pidió que la ropa de la víctima no sea botada, porque la utilizará como una prueba durante el juicio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus