•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las carreteras que conducen hacia Posoltega, Somotillo y al Puerto de Corinto, reportaron muertes por accidente de tránsito. El binomio del alcohol y las motocicletas, vuelve a sembrar dolor y duelo en las familias de Chinandega, en tres de los cinco puntos negros del departamento.

La muerte sorprendió en las primeras horas del día al campesino Víctor Manuel Silva Meza, de 65 años de edad, quien confió la carga que llevaba en su carretón de caballos, para subir una cuesta, decisión que le costó la vida, de forma instantánea.

Silva halaba caña de azúcar, en un viaje que se apresuró a hacer temprano, para dedicarse a otros menesteres, el sábado pasado. Los caballos que halaban el carretón no pudieron con el peso que llevaban y en la primera pendiente de ese camino pedregoso, que conduce a la comunidad de “El Tololar No. 3”, jurisdicción de Posoltega, la carga se vino sobre la humanidad del campesino, hasta aplastarlo.

OTRA TRAGEDIA

En el otro extremo del departamento se registró un homicidio imprudente. Esta vez fue Francisco Jesús Parrales Macre, de 44 años, habitante del “Rompeolas-Los Eucaliptos”, quien pereció bajo las llantas de un camión de carga líquida, por un trauma toraco-abdominal y aplastamiento de la pelvis. 

Según  Alberto Prado, testigo de la escena del accidente mortal, Parrales se dirigía en bicicleta de norte a sur hacia el Salón del Reino de los Testigos de Jehová, y en el desvío hacia la avenida Japón fue embestido por una cisterna.

En la ciudad–puerto, la bicicleta es el medio de transporte que más  utiliza la población para sus diversas actividades, razón por la cual, el transporte pesado debe reducir la velocidad y guardar todas las precauciones, al entrar al centro de la ciudad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus