•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un  habitante del municipio de  San Jorge, conocido como  “Cuculumbeca”, fue asesinado en circunstancias aún desconocidas por sujetos que le propinaron seis puñaladas y luego ocultaron el cuerpo en un  predio montoso.

El cuerpo de Eduardo José Arias Gámez, de 32 años, permaneció ocultó por más de 50 horas, pero la presencia de  zopilotes alertó a los vecinos y al indagar qué era lo que estaba atrayendo a las aves de rapiña dieron con el cadáver.

El hallazgo ocurrió la tarde del miércoles, frente al costado este de la cancha deportiva del lugar conocido como la “Y”, del municipio de San Jorge.

Se conoció que Arias Gámez, al parecer estaba bajo los efectos del alcohol cuando fue asesinado.

La Policía de Rivas sostuvo ayer que estaban por esclarecer el crimen. Hasta el cierre de esta edición, no había ningún detenido por la muerte de Arias Gámez.

SIN ENEMIGOS

La víctima habitaba 200 metros al sur de las instalaciones de la Alcaldía de San Jorge.

La mamá del joven, Isabel Gámez, de 51 años, sostuvo que desconocía si su hijo tenía enemigos que lo quisieran dañar.

También reveló que la tarde del pasado domingo fue la última vez que lo vio con vida,  cuando salió de la casa a las 6:45 p.m., con dirección al parque.

De acuerdo con Gámez, nunca reportó como desaparecido a su hijo, porque solía visitar  a sus amigos cuando se dedicaba a ingerir licor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus